4 objetos de plástico que deberías dejar de usar

¿Crees que no puedes hacer nada frente a la contaminación de plásticos? aquí hay 4 sugerencias para comenzar a ayudar al planeta.

Todos los días consumimos una cantidad desmedida de productos fabricados o empacados con plástico. Lo lamentable es que la mayoría de estos productos y envases son utilizados una sola vez, antes de ser desechados. Esto afecta gravemente la cantidad plásticos que terminan estancados en nuestros océanos o que son ingeridos por animales marinos diariamente.

Aunque existen múltiples centros de reciclaje, la realidad es que la cantidad de plástico que se recicla representa un porcentaje muy pequeño frente al consumo masivo que realizamos a diario.

Si deseas ayudar al planeta en este instante, aquí hay 4 productos plásticos que podrías dejar de utilizar hoy mismo:

1. Botellas de plástico

Nation - 4 objetos de plástico que deberías dejar de usar
Créditos imagen: Lisa Risager

Cada minuto desechamos 8 millones de botellas plásticas. Estos envases, generalmente se fabrican con terftalato de polietileno (PET), el cual tarda más de 400 años en degradarse. El 91% de las botellas de plástico no se reciclan, lo que significa que miles de toneladas terminan en océanos o vertederos.

Cada año el mundo gasta alrededor de 100 billones de dólares en agua embotellada.

Al utilizar un termo como recipiente para tus bebidas, podrás ayudar al medio ambiente y también ahorrar un poco.

Toma en cuenta que el tiempo de vida promedio de un termo puede llegar a ser de hasta 3 años, y que se emiten 122 kg de CO2 por cada 1000 litros de agua embotellada.


2. Popotes

Estos utensilios son extremadamente difíciles de reciclar. Además de acumular bacterias, la mayoría de las veces su uso no es indispensable, por lo que dejar de utilizarlos no debería representar un gran problema.

Actualmente usamos 500 millones de popotes al día a nivel mundial. En promedio, cada popote de plástico tiene una vida útil de 30 minutos,  pero tarda entre 100 y 500 años en desintegrarse.

Considera que hoy en día, al menos 38 mil popotes de plástico son utilizados a lo largo de la vida de una persona. En caso de realmente necesitarlos de manera regular, es posible encontrar varias opciones ecológicas. Puedes optar por popotes hechos de vidrio, acero inoxidable o bambú.

Nation - 4 objetos de plástico que deberías dejar de usar



3. bolsas de supermercado

A nivel mundial se consumen 160,000 bolsas de plástico cada segundo.  ¿Te has preguntado dónde terminan todas las bolsas de supermercado que siempre te sobran? Ellas, son el principal desecho plástico que termina en los océanos. Para ser exactos el 80% son arrojadas al mar.

De hecho, se estima que más de 1,300 especies alrededor del mundo se han visto afectadas por los graves estragos medioambientales de la contaminación de bolsas plásticas.  Y es que esta plaga tarda más de 100 años en desintegrarse a pesar de que su uso medio es de sólo 15 minutos.

Una manera de reducir el uso de estos agentes contaminantes es optar por bolsas reutilizables o biodegradables. Algunas bolsas ecológicas de tela pueden soportar el volumen y peso equivalente al de 6 bolsas desechables. Y sí, existen opciones de bolsas biodegradables que pueden ser la solución para tirar la basura que acumules. Éstas sólo tardan 18 meses en desaparecer.

Nation - 4 objetos de plástico que deberías dejar de usar
Créditos imagen: National Geographic



4. cubiertos desechables

Generalmente son usados una sola vez, lo que representa que 6 millones de toneladas de estos plásticos son tiradas anualmente. Evita a toda costa usar estos utensilios en casa. En su lugar, usa cubiertos hechos de materiales duraderos como acero inoxidable. En caso de requerirlos para algún evento y que necesites cubiertos totalmente desechables, existen alternativas hechas a base de fécula de maíz, o incluso cubiertos que se comen.

Nation - 4 objetos de plástico que deberías dejar de usar
Créditos imagen: Ziko van Dijk



Si bien no podemos dejar de depender del plástico de un día para otro, fomentar hábitos de consumo responsable e incrementar la educación en materia de reciclaje en definitiva generará un impacto importante.

Al dejar de utilizar estos productos, podemos realizar una pequeña contribución para reducir su demanda y producción, y en consecuencia ayudamos a reducir el riesgo de que más plásticos terminen en el océano y afecten la calidad de vida de nuestros ecosistemas marinos.

Pero si aún te inquieta la idea de que no es posible vivir sin plásticos, o al menos reducir la cantidad que usas a diario, te invitamos a realizar el siguiente experimento.

Comparte esta información si crees que juntos podemos marcar una diferencia.


Comments

comments