Skip to content

Arrojaron una cabra a un tigre para que se la comiera y en lugar de eso se hicieron mejores amigos

El tigre Amur y la cabra Timur tienen una amistad fuera de lo ordinario

Los tigres se han ganado un lugar en el imaginario colectivo como cazadores despiadados que no titubean en utilizar su enorme fuerza para acabar con presas, animales y humanas, y que además presumen de elegancia y belleza al hacerlo.







Por eso cuando te diga que los cuidadores de un zoológico planeaban alimentar a un tigre con una cabra y este, en lugar de comérsela, se convirtió en su amigo, te vas a quedar con la boca abierta; pero es cierto.

Trabajadores del Far East Safari Park se quedaron sorprendidos de que Amur no se comió a Timur, de hecho, en una ocasión anterior ya le habían echado una cabra y a pesar de que al principio no le hizo caso, después de un rato la devoró.







Los cuidadores creen que al ver el valor de la cabra el tigre se dio cuenta de que no podía considerarla como una presa débil, así que optó por convertirse en su amigo.










Aunque su amistad duró poco más de dos meses, debido a que tuvieron que separar a Timur del tigre debido a que podría cambiar tu temperamento por la época de apareamiento y los cuidadores del zoológico temían que Amur pudiera hacerle daño a la valiente cabra. A pesar de su separación, este par de animales nos demuestran que a pesar de las diferencias naturales que puedan existir, una amistad puede cambiar todo.


Comments

comments