Créditos: Abraham Aréchiga

Las bibliotecas del futuro podrían estar hechas de ADN

¿Quién controlará la información y la memoria de la humanidad en las próximas décadas o siglos?

Alrededor de 6,000 tweets son enviados por segundo. En el tiempo en el que estás leyendo esta oración, se enviarán 42,000 tweets; con un promedio de 34 caracteres, lo que equivale a 1,428,000 caracteres.

Worldwidewebsize diariamente estima el tamaño de Internet. Por ejemplo el día de hoy cuenta con 4.27 mil millones de páginas y mil millones de sitios web; en lo que concierne al Internet ”indexado”, eso quiere decir que no incluye la Deep Web o bases de datos privadas.

¿Cómo se mide el Internet?

Las bibliotecas del futuro podrían estar hechas de ADN - Nation
Créditos: Google




El tamaño de la web se mide de dos maneras. La primera es por contenido: esto es la capacidad de almacenamiento. En 2014 se estimó en un millón de exabytes.

La segunda forma es mediante el tráfico, el cual se mide mediante zettabytes. El tráfico global superó recientemente un zettabyte, lo que es igual a 250 mil millones de DVD’s.

La forma creciente de medir a un ser humano en términos de datos, es mediante la secuenciación de ADN; esto quiere decir árboles genealógicos en línea, codificación genética, cuentas bancarias, información en línea de todo tipo, o la cantidad de datos científicos producidos y leídos en todo el mundo. La información en el mundo es asombrosa. Incluso la cantidad de almacenamiento que la mayoría de las personas necesita para fotos y documentos, ha crecido enormemente en los últimos años.

Como una especie que se reproduce a un ritmo masivo; la ”lectura” de la masa de datos ha llevado a nuevos modelos predictivos para la interacción social. Las empresas y los gobiernos están luchando por hacer uso de esta información, ya que los seres humanos parecen cada vez más legibles, manejables y posiblemente, controlables mediante la comprensión y manipulación de la información.

¿Cómo podría almacenarse toda esta información?

Actualmente, tenemos bibliotecas físicas, archivos físicos y estanterías. Incluso el Internet en sí mismo se almacena en servidores de disco duro alrededor del mundo, los cuales utilizan cantidades enormes de energía para mantenerlos frescos. La infraestructura es costosa, gasta mucha energía y además es vulnerable; sin mencionar que su longevidad también es limitada.

Bibliotecas del futuro

Aunque el futuro del almacenamiento aún es confuso y puede sonar aburrido, es un tema crucial para cualquier persona interesada en la forma en que las sociedades recuerdan. Un buen ejemplo es el historial familiar, donde los archivos públicos, así como los registros de censo y la información fiscal, está a sólo un click de distancia. Esta proliferación de información plantea cuestiones éticas sobre el acceso y sobre cómo se almacenan, gestionan y utilizan los datos.

En la actualidad, hay una gran variedad de discusiones, desde qué información almacenar, hasta cómo y dónde almacenarla. La mayoría de estas discusiones ocurren en comunidades científicas y algunas compañías tecnológicas.

Nanocristales y ADN

Las bibliotecas del futuro podrían estar hechas de ADN - Nation
Créditos: Liya Graphics




Diversas organizaciones están explorando formas físicas de almacenar la información de la humanidad. Se ha sugerido el almacenamiento físico en discos de níquel o códigos de barras escritos en láser sobre vidrio de sílice. Actualmente y de forma experimental, la nanotecnología busca escribir información a nivel casi molecular. El almacenamiento nanotecnológico sería ” leido” a través de microscopía sofisticada y algunas veces los procesos químicos complicados, como lo son los nanocristales, transforman la radiación (luz infrarroja) en algo ”visible”.

Aunque los modelos de almacenamiento van desde una bóveda de memoria en la Luna, hasta compañías privadas que envían contenido digital a Marte o satélites que orbitan la Tierra. La mayor parte de la actividad en este momento parece ser biológica. Varios científicos han comenzado a explorar la posibilidad de usar ADN para almacenar información; y el almacenamiento es llamado Memoria de Ácido Nuclear (NAM).

Si, LEÍSTE bien archivos en tu ADN, ¿cómo funciona?

Los datos se traducen en las letras GATC, los ácidos básicos del ADN. Luego se crean cadenas que podrían ser traducida nuevamente al original mediante secuenciación. Recientemente, investigadores almacenaron versiones de música de calidad de archivo de Miles Davis y Deep Purple y también un pequeño Gif en forma de ADN. 

Las bibliotecas del futuro podrían estar hechas de ADN - Nation




El ADN es duradero y cada vez más fácil de producir y leer. Además su longevidad en las condiciones de almacenamiento adecuadas puede durar miles de años. El ADN se podría almacenar en cualquier lugar que esté oscuro, seco, frío y realmente no ocupa una gran cantidad de espacio.

Y tú ¿qué almacenarías en tu ADN?

También te puede interesar: Quartz Coins, ¿almacenamiento del futuro?

Comments

comments