Créditos: Ari Jonsson

Esta botella de algas es una alternativa ecológica al plástico

Biodegradable, compostable, comestible

Las botellas de agua plásticas además de tener un precio más alto de lo que la mayoría de la gente cree, tardan siglos en descomponerse, por lo que pueden permanecer en vertederos y océanos durante cientos de años.

Mientras el planeta lucha para hacer frente a nuestro innecesario y creciente apetito por el plástico, un estudiante de diseño de origen islandés encontró la inspiración para crear una solución para abordar el problema.

Esta botella de algas es una alternativa ecológica al plástico-Nation
Créditos: Ari Jónsson




Ari Jónsson, estudiante de The Iceland Academy of the Arts, descubrió la forma de aprovechar las propiedades de las algas rojas para crear una botella biodegradable para el agua potable. Durante el festival de diseño de Reykjavik en Marzo, Ari presentó su diseño. Las botellas están hechas de agar en polvo; que se deriva de la estructura de soporte en las paredes celulares de ciertas especies de algas. Si esto se agrega al agua y se deja enfriar; con el tiempo se solidifica y se convierte en una sustancia gelatinosa.

Mientras esté llena de agua o fluidos, la botella conserva su forma, pero una vez utilizada comienza a deshidratarse. Gracias a sus materiales naturales y no tóxicos, se degrada fácilmente, es compostable e incluso comestible.

Esta botella de algas es una alternativa ecológica al plástico-Nation
Créditos: Ari Jónsson




Por el momento la botella de nombre Agari; sigue siendo sólo un diseño conceptual y no tiene planes próximos de distribución comercial. No obstante, sigue siendo una solución creativa para eliminar los desperdicios plásticos.

Esta botella de algas es una alternativa ecológica al plástico-Nation





Esta botella de algas es una alternativa ecológica al plástico-Nation
Créditos: Ari Jónsson




Comments

comments