Créditos: Jackelin Slack

Cáscaras de naranja convierten un paisaje estéril en un bosque denso

Los desechos de una empresa resultaron bastante fructíferos

Cáscaras de naranja convierten un paisaje estéril en un bosque denso-NATION
Créditos: Daniel Janzen / Winnie Hallwachs




Imagina que los planos más áridos de la Tierra; pudieran ser transformados en bosques densos y productivos por los ayudantes más improbables. Las cáscaras de fruta desechadas.

Suena como una ilusión, pero eso es exactamente lo que sucedió en la década de 1990 durante un prometedor experimento ecológico. El fabricante de jugo de naranja Del Oro vertió 12,000 toneladas métricas (13,228 toneladas) de cáscaras de naranja en la cima de un pastizal de Costa Rica. Transformándolo eventualmente en un bosque exuberante y fértil. Pero es una historia de éxito que casi no se contó.

Del Oro donó una parcela de 7 acres al borde del Área de Conservación de Guanacaste después de que los investigadores de la Universidad de Pensilvania Daniel Janzen y Winnie Hallwachs se acercaron, y se preguntaron cómo las descartadas cáscaras de naranja podrían beneficiar al suelo. En 1998, la compañía depositó 1,000 camiones de pieles de naranja en la tierra degradada como parte del acuerdo. Pero el exprimidor rival de naranja TicoFrut demandó a Del Oro por un año en el contrato; alegando que la compañía estaba ”contaminando un parque nacional”. La Corte Suprema de Costa Rica estuvo de acuerdo, y después de sólo dos años, el experimento se detuvo.

Compostaje 

Cáscaras de naranja convierten un paisaje estéril en un bosque denso-NATION
Créditos: Daniel Janzen / Winnie Hallwachs




Ese podría haber sido el final de la historia, si no fuera por Timothy Treuer, un curiosos ecologista de la Universidad de Princeton. En 2013, Treuer y un equipo de investigadores viajaron a Costa Rica para realizar investigaciones no relacionadas y decidieron buscar el diagrama de la cáscara de naranja. El letrero del sitio estaba tan cubierto en vides y la tierra tan densamente llena de árboles que le tomó al equipo años y docenas de visitas al sitio para descubrirlo.

El equipo tomó muestras y estudió el suelo en el sitio y lo compararon con muestras tomadas en el 2000. También observaron el diámetro de los árboles y las especies del sitio. Comparando el suelo de un pastizal cercano que no fue tratado con las cáscaras. Los investigadores encontraron que el área tratada tenía un suelo más rico; más biomasa arbórea y una variedad más amplia de especies arbóreas. Incluida una higuera con una circunferencia equivalente a tres brazos.

Cáscaras de naranja convierten un paisaje estéril en un bosque denso-NATION
Créditos: Tim Treuer



Aumento en la biomasa

Cáscaras de naranja convierten un paisaje estéril en un bosque denso-NATION
Créditos: Daniel Janzen / Winnie Hallwachs




Todavía se están investigando las razones precisas de este aumento del 176 por ciento en la biomasa aérea, pero los investigadores sostienen que desechar cantidades masivas de residuos orgánicos ricos en nutrientes tiene un efecto casi inmediato en la fertilidad de la tierra. Convirtiendo su suelo sin vida en un suelo rico y arcilloso. También es probable que las cáscaras de naranja suprimieran el crecimiento de una hierba invasora que impedía que el bosque floreciera, según los investigadores.

El re-descubrimiento del experimento no sólo es una bendición para paisajes áridos y desechos agrícolas. Sino que también podría tener un gran impacto en la Tierra. Si más compañías establecen soluciones similares a los desechos para el medio ambiente. La tierra rica en vegetación resultante podría ayudar a aislar el dañino dióxido de carbono en el aire y mejorar la atmósfera contaminada de la Tierra.

También te puede interesar: Chernobyl brillará de nuevo, como una granja solar


Comments

comments