Créditos: Museum of Fine Arts.

Conoce a Riley, el detector de insectos

Este perrito inspecciona las obras de arte entrantes; para evitar que escarabajos, polillas y otros bichos dañen las colecciones del museo




El Museo de Bellas Artes de Boston ha realizado algunas adquisiciones bastante increíbles. Sólo el último año, el museo recibió una importante colección de 113 pinturas holandesas y amplió su colección de pintores del siglo 20. Pero según el informe de Steve Annear para The Boston Globe; la última incorporación del museo, es la que más ha recibido atención. Riley, un cachorro de Weimaraner que ayudará al museo a buscar insectos y plagas que puedan dañar las obras de arte. 

Conoce a Riley, el detector de insectos-NATION
Créditos: ABC News




Los insectos en museos no son un problema que se tome a la ligera. Las polillas pueden masticar textiles delicados como la lana, la seda y el algodón, mientras que los escarabajos pueden esconderse en objetos de madera. Eso sin mencionar los horrores que los peces plateados pueden infligir en los libros. Para darnos una idea del daño que pueden infligir los insectos, basta con recordar el brote de polillas de ropa que infestaban casi todos los museos en Gran Bretaña.

Entrenamiento

Conoce a Riley, el detector de insectos-NATION
Créditos: Reuters




Actualmente, Riley no sabe diferenciar una polilla de ropa de un trozo de croqueta. Pero según Darren Reynolds para ABC News, Nicki Luongo, el director de servicios de protección del museo (que también es el propietario de Riley), entrenará al cachorro para el trabajo durante el próximo año. Los Weimaraners son una raza particularmente buena para tales tareas; ya que tienen resistencia y pueden trabajar durante largas horas sin aburrirse. Además Riley no tiene una larga cola, lo que lo convierte en un perro especialmente bueno para trabajar en un museo lleno de objetos frágiles.

Riley no es la única defensa del museo contra los insectos, por supuesto. El museo cuenta con protocolos rigurosos diseñados para excluir a los bichos raros de la colección. El cachorro trabajará principalmente en bastidores, como un experimento; y si todo sale bien, otras instituciones podrán copiar este método y conseguir sus propios cachorros.

También te puede interesar: El inusual saludo entre un perro y un león


Comments

comments