Skip to content

Así luce el cuerpo de las personas que sobrevivieron al impacto de un rayo

Los sobrevivientes quedaron marcados por siempre.

Las probabilidades de que te caiga un rayo en un año determinado son de aproximadamente 1 en 300,000. Y a pesar de que aproximadamente el 90% de los afectados sobreviven, la descarga eléctrica provoca cicatrices en algunos de ellos similar a un tatuaje, conocida como la figura de Lichtenberg. Pero eso no es todo.

Un rayo puede calentar el aire circundante a 50,000 grados Fahrenheit (27,760 grados Celsius), que es cinco veces más caliente que el sol, y puede contener hasta 1,000 millones de voltios de electricidad. Es aterrador lo que esta cantidad de energía podría hacerle a un ser humano.

Cuando un rayo golpea tu cuerpo, hace un corto circuito en las pequeñas señales eléctricas que corren al corazón, los pulmones y el sistema nervioso. Esto puede provocar un paro cardíaco, convulsiones, lesión cerebral, daño a la médula espinal y amnesia. El calor abrazador, la luz y la electricidad también pueden dañar los ojos. Por ejemplo, puede perforar la retina y causar cataratas, una opacidad de las lentes, etc.

A medida que el rayo se mueve hacia la superficie del cuerpo, puede expulsar los glóbulos rojos de los capilares hacia la epidermis. Como un hematoma y crear las figuras conocidas como marcas de Lichtenberg mencionadas anteriormente. Las temperaturas insanas también pueden calentar cualquier metal que estés usando, causando quemaduras de tercer grado.
















BONUS | Rayos que cayeron en campos de Golf



Comments

comments