Estamos hechos de luz o al menos eso dice la ciencia

Investigadores descubrieron que el ADN fluoresce naturalmente.

Estamos hechos de luz o al menos eso dice la ciencia-NATION




Durante décadas, los libros de texto han afirmado que las macromoléculas dentro de las células vivas, como el ADN, el ARN y las proteína, no producen fluorescencia por sí mismas. La tecnología en cambio se basa en tintes de fluorescencia especiales para mejorar el contraste cuando se generan imágenes de las macromoléculas.

Pero ahora los profesores Vadim Backman, Hao Zhang y Cheng Sun han descubierto que las estructuras de las macromoléculas en las células vivas, de hecho, fluorescen naturalmente. Este hallazgo podría abrir la próxima frontera del descubrimiento biológico mediante la pavimentación de un nueva forma para obtención de imágenes nanoscópicas sin superficies y sin etiquetas.

¿Por qué nadie lo había notado antes?
Las moléculas estaban en el ”estado oscuro”, una condición en la que no absorben ni emiten luz. Pero el hecho de que pasen tanto tiempo en el estado oscuro no significa que nunca emitan luz. Backman compara la situación con el entrenamiento de intervalo atlético.

”Los velocistas alternan corriendo muy, muy rápido y descansando”, explicó Backman. ”Es posible que los atrape cuando están en reposo y suponen que no están haciendo nada, Eso es lo que hacen el ADN y las proteínas. Fluorescen por muy poco tiempo y luego descansan durante mucho tiempo”.

Estamos hechos de luz o al menos eso dice la ciencia-NATION




Backman, Zhang y Sun descubrieron que cuando se iluminan con luz visible, las moléculas se excitan y se iluminan lo suficiente como para obtener una imagen sin manchas fluorescentes. Cuando se excitan con la longitud de onda correcta, incluso se iluminan mejor que con las mejores y más poderosas etiquetas fluorescentes.

En pocas palabras, y aprovechando algo de la flexibilidad técnica, podríamos afirmar que en el caso de los seres humanos, al igual que ocurre con el resto de los seres humanos vivientes, lo más profundo de nuestra composición física, es decir el ADN, es una poderosa fuente de luz.

 

Estamos hechos de luz o al menos eso dice la ciencia-NATION




También te podría interesar: Crean por primera vez luz líquida a temperatura ambiente



Comments

comments