Skip to content

Rechazada de trabajo, tras trabajo, esta panadera con síndrome de Down abrió su propia tienda

Rechazada de trabajo, tras trabajo, esta panadera con síndrome de Down abrió su propia tienda-NATION

Nadie pudo derribar sus sueños y gracias a su motivación salió triunfante.

Desde que tenía 15 años, Collette Divitto ha hecho de la cocina de su familia un espectáculo.

”Siempre horneaba después de la escuela y los fines de semana”, explica Divitto en un correo electrónico. ”Me encantaba hornear para mi familia durante las vacaciones”.

Esto le dió una idea y se dió cuenta de que quería hacer de su pasión por la repostería una carrera. Cuando cumplió 22 años comenzó a postularse para trabajos en Boston.

En cada entrevista, ella traía muestras de galletas de las que su familia y amigos eran completamente fanáticos. Sin embargo, ninguno de los lugares a los que fue a entrevista le ofreció un trabajo; Divitto vio muchas puertas cerrarse en su cara.

”Muchas personas que me entrevistaron para trabajar me dijeron que era realmente agradable, pero que no me quedaba bien el trabajo”, escribió Divitto. ”Fue realmente doloroso y me sentí muy rechazada”.

Si bien no es inusual para muchos jóvenes, Divitto se preguntó si, en su caso, no le iban a ofrecer trabajos porque tiene síndrome de Down.

Rechazada de trabajo, tras trabajo, esta panadera con síndrome de Down abrió su propia tienda-NATION






Si bien el rechazo fue desalentador, no la disuadió de seguir sus sueños. Se arremangó y se puso a trabajar.

Con la ayuda de su madre y su hermana, Divitto fundó su propia compañía de galletas llamada Collettey’s . Pronto recibieron su primer pedido de sus famosas galletas (trocitos de chocolate con canela y otros ingredientes secretos) en una tienda de comestibles en Boston llamada Golden Goose Market .

Divitto comenzó a hacer 100 galletas a la semana para Golden Goose, luego, gracias a la cobertura de CBS News , comenzaron a llegar pedidos desde todo el país. Hoy, Divitto tiene 26 años y para mediados de diciembre había publicado que Collettey’s tiene hasta 10,000 pedidos por llenar.

“Mi mayor éxito hasta ahora es el crecimiento de mi empresa, lo que significa que puedo comenzar a contratar personas con y sin discapacidades”, dice Divitto.

En este momento, el personal de Collettey está compuesto por Divitto, su madre y su hermana, así como algunos maravillosos voluntarios de Golden Goose Market que ayudan a hornear y enviar todas las galletas. A medida que crezca el negocio, necesitará más personal muy pronto.

Rechazada de trabajo, tras trabajo, esta panadera con síndrome de Down abrió su propia tienda-NATION






Según un informe de la Oficina de Estadísticas Laborales , el 10.7% de las personas con discapacidades que están buscando activamente trabajo estaban desempleadas en 2015. Eso es el doble de la tasa de desempleo de las personas sin discapacidad. A la luz de esas cifras, Divitto planea ofrecer tantas oportunidades de empleo a las personas de la comunidad con discapacidad como sea posible.

Divitto espera que sus logros inspiren a otros a perseguir sus sueños de la forma que puedan, incluso si eso significa tomar una ruta no tradicional.

“Nunca la cargué mirándola como si tuviera limitaciones”, le dijo a ABC News la madre de Divitto, Rosemary Alfredo . “Acabo de decir: ‘Todos los tenemos. Todos tenemos cosas en las que somos buenos y todos tenemos cosas en las que no somos buenos’. Puedes llamarlos discapacidades. Todos tenemos fortalezas y todos tenemos debilidades. No nos enfocamos en eso “.

Rechazada de trabajo, tras trabajo, esta panadera con síndrome de Down abrió su propia tienda-NATION






O, como dice Divitto: “Nunca te rindas. No permitas que la gente te ponga triste o te sientas rechazado. Mantente motivado y sigue tus sueños”.

También te puede interesar: Bebé ve por primera vez a su mamá y su reacción es hermosa


Comments

comments