Créditos: Dmitry Kostyukov para TNYT

Holanda se queda sin prisiones

Holanda tiene un problema con sus prisiones, y no es el que tú crees

A diferencia de otros países donde las prisiones sobrepobladas son un problema, en Holanda hay escasez de presos. Gracias al bajo número de criminales, este país europeo ha tenido que cerrar 23 de sus 60 cárceles.

Este fenómeno se debe a varios factores. Entre ellos la legalización de las drogas ‘suaves’, un enfoque en la rehabilitación en lugar del castigo y un sistema de monitoreo electrónico por medio de una tobillera. Esto ha permitido que los reos puedan incorporarse a la fuerza laboral nuevamente.

En Holanda en lugar de temer, se trata de ayudar a los criminales. Si una persona tiene problemas de drogadicción, es enviado a rehabilitación para tratar su condición. Si alguien es agresivo, le ayudan con terapia para controlar el temperamento.

Dentro de las soluciones que ha encontrado el país para aprovechar las prisiones, se encuentra el préstamo de cárceles a gobiernos de países como Bélgica y Noruega. Además, han convertido algunas de las prisiones en albergues para los refugiados que llegan al país, donde las antiguas celdas se convierten en un hogar para personas necesitadas.




Nation - Holanda se queda sin prisiones
Créditos imagen: Dmitry Kostyukov para The New York Times

Los Países Bajos tienen una población de 17 millones de personas, de las cuáles solamente 11,600 están encarceladas. Esa es una tasa de 69 encarcelados por cada 100,000 personas.

Este enfoque de rehabilitación y tratamiento de adicción las drogas como un problema de salud pública, han hecho que Holanda tenga uno de los índices más bajos de criminalidad en el mundo.




 

Comments

comments