Skip to content

Esta catedral está hecha de árboles y se podría decir que realmente está viva

¿Construir aburrido? Por favor …

Un edificio no tiene que ser una cosa seca y muerta. La épica Cattedrale Vegetale (o Tree Cathedral) del artista italiano Giuliano Mauri es el ejemplo perfecto de que la arquitectura no tiene que competir con la naturaleza o complementarla, la naturaleza es literalmente arquitectura. Y sus dos últimos trabajos están destinados a convertirse en basílicas.

Las columnas del marco que se ven en estas fotos eventualmente se pudrirán y se descompondrán, para ser remplazadas por los árboles de carpe sembrados en el centro de cada marco. A medida que crecen, sus toldos se unirán para formar el techo abovedado de una catedral gótica.

Mauri, que falleció en 2009, sentó las bases de su primera catedral visionaria en Valsugana, Italia, en 2002. El marco de la catedral al pie del Monte Arera en la región de Lombardía, en el norte de Italia, se completó en 2010.

 















Comments

comments