Créditos: Microactivist

El niño que quiere salvar nuestros océanos

La edad no le impide querer cambiar el mundo

Desde que nació, Connor amaba el agua. Lo calmaba y lo hacía sentir alegre.

Al pasar los años, Connor tuvo problemas para encajar con los otros niños fuera del agua. Siempre preferió ver documentales sobre el océano, en lugar de ver caricaturas; cada vez se sentía más atraído por el mundo submarino.

Durante un viaje familiar a Hawaii, Connor se encontró frente a frente a una foca monje hawaiana. Siendo sumamente curioso, Connor decidió investigar todo lo que pudiera sobre ella. Desafortunadamente, el instinto curioso de estos animales los lleva a quedar atrapados en restos de redes de pesca y basura que dejan en la playa. Al enterarse que era una especie en peligro, Connor decidió que tenía que hacer algo.

Sus padres lo llevaron a una playa famosa por ser hogar de estas focas, y sin pensarlo dos veces empezó a recoger toda la basura que veía en ella. Con sólo 5 años Connor había encontrado su llamado; desde entonces sus padres decidieron que lo apoyarían con todos los medios posibles.

A lo largo de los años en los que ha recogido basura con sus propias manos, muchos niños se sintieron atraídos por su proyecto, y se unían con bastante entusiasmo.

Esto lo llevó a fundar Microactivist, una organización que se dedica a realizar limpiezas de playas, y enseñar a los niños la importancia de estos ecosistemas. Han logrado reclutar más de 4000 niños a su causa, formándolos para convertirse en los futuros guerreros que lucharán por los océanos en el futuro.Nation - El niño que quiere salvar nuestros océanos

Algunos de los logros de Connor a sus 11 años de edad:

  • Fundar Microactivist, donde organiza a niños para limpiar playas exitosamente.
  • Sumergirse 300 metros bajo el agua en un submarino en Curazao y participar en una investigación sobre tiburones.
  • Proveer ayuda continua a los esfuerzos de preservación de la foca monje hawaiana.
  • Ganador del Earth Hero Award en 2017
  • Presentar su trabajo en diferentes escuelas, para así motivar y concientizar a otros niños.
  • Establecer numerosos programas de reciclaje.

 

Crédito imágenes: Microactivist Foundation

Comments

comments