Créditos: R. Hurt/Caltech-JPL

¿Cuál fue la predicción que Einstein hizo hace más de 100 años?

Apenas en 2015 se detectaron pruebas físicas de las ondas gravitacionales

Las ondas gravitacionales son “ondulaciones” en la fábrica del espacio-tiempo, creadas cuando objetos se mueven a altas velocidades; las más poderosas pueden ser causadas por eventos como:

  • La explosión asimétrica de una estrella (llamada supernova).
  • Cuando 2 estrellas masivas orbitan una a la otra.
  • El choque de hoyos negros y estrellas de neutrones.
Nation - ¿Cuál fue la predicción que Einstein hizo hace más de 100 años?
Albert Einstein tenía 37 años al momento de hacer esta predicción.




Albert Einstein predijo la existencia de las ondas gravitacionales en 1916, en su teoría general de la relatividad. Sus cálculos dedujeron que objetos masivos moviéndose a altas velocidades deforman el espacio-tiempo por medio de “ondas” que se propagan por el universo; de manera similar a las ondas que emite una roca al ser lanzada a un charco. Estas ondas viajan a la velocidad de la luz, llevando consigo información sobre su origen y datos importantes sobre la naturaleza misma de la gravedad.

¿pero Einstein Tenía razón?

La primera prueba que tuvimos sobre su existencia se dio en 1974, veinte años después de la muerte de Einstein. Un par de astrónomos descubrieron un pulsar binario; dos estrellas extremadamente densas que se orbitan mutuamente. Sabían que este sistema, de acuerdo a la teoría general de relatividad, debería irradiar ondas gravitacionales; por lo que decidieron medir cómo cambiaban sus periodos de órbita, y así probar la teoría de Einstein. Cuarenta años después, se ha observado que los cambios en la órbita encajaban muy bien con las predicciones hechas en la teoría general de relatividad, confirmando que este sistema emite ondas gravitacionales.

Una gran cantidad de astrónomos continuaron con el estudio de este tipo de fenómenos que confirmaban la existencia de las ondas gravitacionales. Aun así, todas estas confirmaciones se daban de manera indirecta o matemática, y no por un contacto ‘físico’ directo.



Esto cambió el 14 de septiembre del 2015, gracias a el Observatorio de ondas gravitatorias por interferometría láser (LIGO, por sus siglas en inglés); que detectó físicamente una distorsión en el espacio-tiempo causada por ondas gravitacionales emanadas del choque de dos agujeros negros ubicados a 1.3 mil millones de años luz de distancia.

Aunque la generación de ondas gravitacionales puede ser extremadamente violenta; para el momento en el que las ondas alcanzan la Tierra son millones de veces más pequeñas. Incluso miles de veces más pequeñas que el núcleo de un átomo.   




Comments

comments