Créditos: Timothy Takemoto

Suiza disminuyó sus desechos de una forma sencilla: reciclando

Suiza sinónimo de innovación, calidad de vida y reciclaje

A diferencia de México, Suiza es un país que goza de una limpieza envidiable. Pues la batalla contra la basura es todo una filosofía.

Cada persona genera alrededor de 700 kilogramos de basura por año, sí, por año; comparado con los 300 kg anuales de México. Apesar de eso y según datos de OCDE, Suiza es uno de los países con mayores tasas generales de reciclaje y compostaje del mundo, ya que desecha su basura de la forma correcta en un 51%.

¿Pero cómo fue que los suizos lograron volver útil practicamente toda su basura? Pues reciclando alrededor del 50% de sus residuos y transformando el otro 50% restante en energía eléctrica limpia, a través de la incineración.

Créditos:. Monika Flueckiger



¿Cómo lo lograron?

Los suizos tienen un gran sentido de la responsabilidad, según explica un estudio realizado por la Universidad de Lausana; lo que sumado a un sistema muy estricto en cuanto a cómo y qué reciclar, podrían dar una explicación bastante buena de cómo pueden consumir tanto y al mismo tiempo reciclar correctamente.

Para tener un ejemplo práctico de qué tan meticuloso es el sistema de reciclaje, cuando alguien quiere deshacerse de una bolsa de té en Suiza tiene que tirar el residuo orgánico por separado; desprender y tirar en diferentes contenedores el cartón y el hilo de la etiqueta e incluso la grapa que los une. Pero si algún ciudadano no quisiera realizar este proceso tan detallado, entonces debe poner una etiqueta en sus bolsas de basura que indican que acepta pagar un impuesto por no separar sus desechos.




¿Qué se recicla?

    • El 70% del papel utilizado en el país es reciclado.
    • El cartón se recicla en un apartado diferente que el papel; y debido a que su procesamiento es más caro, el costo es asumido por la persona que lo ha utilizado.
    • El 60% de todas las baterías vendidas en Suiza regresan al proveedor y por ningún motivo se pueden arrojar a los cestos de basura.
    • Suiza es líder en cuanto a la cantidad de botellas de vidrio que son devueltas. Más del 90% de los recipientes regresan a las fábricas para que el vidrio sea reciclado. Cabe resaltar que los ciudadanos deben quitarles la tapa y clasificar las botellas de acuerdo al color del vidrio. Transparentes, verdes o marrones.
    •  El 71% de las botellas plásticas son recicladas.
    • También deben reciclar los aparatos electrónicos en una categoría separada.
    • El 70% de los recipientes metálicos de conservar son reciclados y cada persona debe comprimirlos con una prensa magnética.
    • El 90% de los recipientes de aluminio se reciclan y no; no pertenecen a la misma categoría que los de conservas.
    • Cadáveres animales; suena aterrador pero debe pagarse un precio extra por este tipo de desechos pues esta prohibido enterrarlos.
    • Tienen una amplia categoría de residuos compostados: residuos comestibles, plantas domésticas, estiércol, arena de gato, ceniza, aserrín, hojas, ramas etc. Todo tiene un fin y debe ser correctamente separado.


¿Y qué sucede con lo que no se recicla?

Y aunque ya parece demasiado la exigencia de los suizos no termina ahí. También existen bolsas para la basura general; es decir, para aquello que no se puede reciclar o compostar. Pero esta bolsas deben ser oficiales y autorizadas para la recolección única de este tipo de desechos; pues en caso de no cumplir y usar otras diferentes, la ‘Policía de la basura’ puede darte una multa. 

Aunque estas bolsas se pueden comprar en casi todos los supermercados; esta es la forma como se paga el servicio. Entre más basura produces, más bolsas compras y más pagas. Una de las claves del programa para generar conciencia es que gracias al sistema reciclar no cuesta ni un centavo, pero tirar basura puede costarte bastante dinero.

Suiza disminuyó sus desechos de una forma sencilla: reciclando-Nation
Créditos: newlyswissed.com




Modelo ambiental

A diferencia de los países de primer mundo que se enfocan en producir menos basura, Suiza busca que sin importar la cantidad, ésta sea reciclada y útil en su totalidad. Por eso su modelo de reciclaje y cuidado ambiental está basado en tres alternativas.

  • Creación de plantas de reciclaje
  • Creación de plantas de generación de energía a partir de basura
  • Reforzamiento de la cultura de reciclaje urbana

Definitivamente la cultura suiza envuelve muchas cosas que representan cambios, innovación y mejoras; que más allá de sentirse como una imposición hacen que los mismos ciudadanos se esfuercen y disfruten de conseguirlas.

¿Cómo lo puedo lograr?

Suiza disminuyó sus desechos de una forma sencilla: reciclando-Nation
Créditos: Martin Leigh

Suiza no cambió de la noche a la mañana, de hecho antes de estar entre los líderes de reciclaje era un país muy contaminado.

Así que primeramente debes tener paciencia y comenzar por ti y tu casa. Luego puedes comenzar a concientizar de su importancia, transmitirlo y finalmente ayudar a educar a otros.

¡Dale un respiro al planeta!

Reduce. Recicla. Rehusa. 

Comments

comments