Skip to content

Abogada ha construido más de 300 casas con materiales reciclados para familias de bajos recursos

Ha hecho una maravillosa labor en Bolivia y otros países de Sudamérica.

La protagonista de esta historia es Ingrid Vaca Diez, una abogada originaria de Bolivia, que ha hecho una magnífica labor social en su país y otros países latinoamericanos construyendo casas con materiales reutilizados para ayudar a las personas que no cuentan con un hogar.






Esta excelente labor surgió ya que Ingrid siempre acostumbraba a guardar botellas de plástico vacías en su patio para posteriormente llevarlas a lugares de reciclaje y así contribuir con el medio ambiente. Sin embargo, en una ocasión la abogada había acumulado una gran cantidad de botellas y su esposo le comentó que probablemente tenía suficientes unidades para construir una casa. 

De esta manera, la pequeña broma de su esposo se convirtió en una realidad y la abogada inició un maravilloso proyecto ecológico y social en Bolivia, construyendo casas elaboradas con plástico, vidrio y otros materiales reciclados. Siete años después, Ingrid continúa con su labor e incluso se ha expandido a otros países latinoamericanos gracias a las redes sociales.






Ingrid fundó su proyecto como “Casas de Botellas” y así ha podido ayudar a muchas familias necesitadas que no pueden adquirir una vivienda, promoviendo alternativas de construcción más amigables con el ambiente y elaborando las estructuras de la casas con botellas de vidrio y plástico reciclado, cemento, cal, arena, sedimentos y residuos orgánicos.

Adicionalmente, Ingrid utiliza diversos materiales para llenar las botellas plásticas como: papel, arena, tierra, pilas, bolsas plásticas, entre otros, que sirven para dar mayor resistencia al interior de las botellas. Finalmente, estas se unen con cal y cemento y se realiza una especie de trenzado para poder reforzarlas.





 

De esta manera, Ingrid ya ha logrado construir más de 300 casas y para cada vivienda de unos 170 m2 se necesitan alrededor de 36.000 botellas de plástico recicladas. Además, la abogada cuenta con varios colaboradores que le han ayudado con la construcción de las viviendas en Bolivia para así poder ampliar su labor y beneficiar a más personas necesitadas con casas más económicas y que también contribuyen con la protección del medio ambiente.

Por otra parte, Ingrid mencionó en una entrevista con Viewfinder que próximamente espera expandir la construcción de casas de materiales reciclados en Brasil, ya que en ese país existe una mayor cultura de reciclaje, lo que facilita la recolección de botellas de plástico.