Skip to content

Abuela lleva 25 años donando sangre y ha salvado a 832 personas: ‘Donaré hasta que no pueda más’

“Me siento muy bien cuando sé que mi sangre, algo que tengo gratis, puede ayudar a alguien. Además, donar es algo que no duele, no engorda. Solo hace bien. Es sensacional”, enfatizó la abuelita.

La protagonista de esta historia es Doña Valeria, una abuelita de 63 años originaria de Río de Janeiro, Brasil, y en los últimos 25 años de su vida ha donado sangre y plaquetas, para poder ayudar a las personas que necesitan transfusiones.

Además, según relató el medio brasileño Razões Para Acreditar, durante todos esos años al menos 832 personas se han beneficiado por su donación de sangre, ya que les ha ayudado a salvar sus vidas en medio de tratamientos y emergencias médicas. 





 

Adicionalmente, la abuelita relató que empezó a donar sangre desde 1996 puesto que está consciente de la importancia de esta acción para el banco de sangre y los hospitales. “Las únicas veces que no pude donar fue hace un par de años cuando el Banco de Sangre HemoRío sufría de falta de equipo, y al comienzo de la pandemia de COVID-19 cuando todo cerró”, explicó Doña Valeria.

Por otra parte, la abuelita comentó en la entrevista que desde muy joven se interesó en las donaciones de sangre, sin embargo, como su peso corporal no era el mínimo necesario que es de 50 kg, tuvo que esperar hasta sus 38 años, cuando finalmente pudo hacer su primera donación de sangre.





 

“Es genial donar porque te va bien. Además de hacer el bien a otras personas, porque sales con luz, te vas a casa con tranquilidad”, expresó Doña Valeria a Razões Para Acreditar.

Después de haber donado sangre durante varios años, Doña Valeria también empezó a donar plaquetas luego de que un amigo lo necesitara por una enfermedad. “Hace algún tiempo, un amigo que vivía en Belo Horizonte tenía leucemia y necesitaba una donación de plaquetas. Luego descubrí que para donar plaquetas se puede todos los meses. La sangre necesita más tiempo”, comentó la abuelita.





 

Adicionalmente, la brasileña comentó en la entrevista que según sus registros tiene 208 visitas al banco de sangre y resaltó que con una bolsa de sangre se puede ayudar a cuatro personas y una bolsa de plaquetas ayuda al doble. Además, la abuelita sacó las cuentas y descubrió que en total 832 personas se han beneficiado de sus donaciones de sangre a lo largo de los años. 

“¡Se siente realmente bien! Me siento muy bien cuando sé que mi sangre, algo que tengo gratis, puede ayudar a alguien. Además, donar es algo que no duele, no engorda. Solo hace bien. Es sensacional. Voy a donar hasta que no pueda más”, concluyó Doña Valeria.