Skip to content

Adolescente colecta más de 30.000 zapatos para donar a las personas sin hogar

Cuando tenía 12 años aprendió sobre las dificultades que pasan las personas sin hogar y creó una organización benéfica para ayudarlos. 

La protagonista de esta historia es Lindsay Sobel una adolescente judía originaria de Los Ángeles, Estados Unidos quien decidió crear una organización benéfica para ayudar a las personas sin hogar recolectando pares de zapatos para donárselos.






Todo comenzó cuando Lindsay tenía 12 años y estaba por celebrar su bar mitzvah, una importante celebración simbólica de los judíos en la que pasan a la adultez al cumplir 13 años y durante este tiempo ella empezó a darse cuenta sobre las diferencias sociales y como unas personas tienen muchos privilegios, mientras que otros viven en graves situaciones, como las personas sin hogar.

Al adquirir conciencia sobre estos problemas, Lindsay empezó a notar más detalles de las dificultades que enfrentan las personas sin hogar en su día a día viviendo en las calles, tal como lo mencionó en una entrevista con el medio A Mighty Girl “Me di cuenta que muchos de ellos se encontraban en condiciones de vida realmente horribles, en las que de ninguna manera nadie debería tener que vivir. Además de eso, noté que muchos de ellos ni siquiera tenían zapatos. A los 12 años, pensé: ‘¿La gente no tiene zapatos?’. Eso me puso las cosas en perspectiva”.






Posteriormente, Lindsay decidió hacer algo al respecto y para su Tikkun Olam (un acto para ayudar a reparar el mundo) que se realiza en la ceremonia del bar mitzvah, creó la organización benéfica Shoes for Soles, con la cual recolecta y distribuye zapatos para donar a las personas necesitadas en el estado de California.

De esta manera, Lindsay ha logrado donar más de 30.000 pares de zapatos desde que creó su organización benéfica y explicó al medio A Mighty Girl que solo acepta zapatos que estén en buen estado: “Quiero intentar brindar la mejor experiencia para todas las personas. Un par de zapatos nuevos y frescos, realmente pueden alegrar el día a alguien, alegrar su actitud y su perspectiva de la vida”. 





 

Adicionalmente, Lindsay explicó para el medio KNX-1070  News que “un par de zapatos puede cambiar la vida de alguien” ya que tener zapatos adecuados les permite mejorar su salud y movilidad, además les da la posibilidad de encontrar un trabajo. Por otra parte, Lindsay mencionó que continúa trabajando activamente con su organización y está muy feliz de ver el impacto que tiene Shoes for Soles con su comunidad.