Skip to content

Bondadoso profesor recaudó dinero y donó sillas para sus alumnos que estudiaban en el piso

En su primer día de trabajo, el profesor se sorprendió por la triste realidad que tenían varios de sus alumnos, así que decidió hacer algo al respecto para mejorar la situación de los estudiantes.

El protagonista de esta historia es Ibikunle Titus Oloruntunmise, un profesor nigeriano que ha demostrado que el amor por la educación y su vocación son tan fuertes que no dudó en poner cartas en el asunto cuando descubrió que algunos niños de la escuela donde trabaja no tenían sillas para sentarse, así que recaudó fondos para comprarles unas nuevas y de esta manera evitar que tengan que sentarse en el piso durante las clases.





 

Todo comenzó cuando Ibikunle renunció a su trabajo como banquero en Nigeria y motivado por su pasión por la enseñanza decidió empezar a trabajar como profesor en la Escuela Secundaria Oranyan Grammar School, sin embargo, el hombre se llevó una gran sorpresa en su primer día de trabajo, ya que jamás se imaginó que algunos de sus alumnos no tuvieran sillas y por lo tanto estaban sentados en el piso para estudiar.

Según informó el medio Africano Trumpeters, Ibikunle tiene un corazón muy solidario y renunció a su trabajo anterior para poder ayudar a los sectores de más bajos recursos de Nigeria y fue por esto que cuando se enteró de la forma en que estudiaban algunos de sus alumnos, no dudó en hacer algo al respecto para que su educación pueda ser más propicia.





 

Además, Ibikunle compartió en su cuenta de Facebook acerca de la realidad del establecimiento donde trabaja: “pregunté y me dijeron que ellos eran los que sus padres no podían pagar para comprar sillas para ellos”, escribió y reflexionó sobre esta desigualdad: “Ellos aprendían en un entorno poco propicio y desde entonces me he molestado”, agregó en su publicación.

Posteriormente, Ibikunle encontró la manera de recaudar fondos para comprar sillas a los estudiantes que recibían clases sentados en el piso y en su cuenta de Facebook compartió algunas fotografías de las sillas nuevas que compró para los alumnos. 





 

Por otra parte, Ibikunle mencionó en una nueva publicación que su iniciativa fue recibida con mucha gratitud por los estudiantes y el personal del establecimiento educativo. “La hermosa acogida que recibí hoy me motivó mucho y me ha impulsado a hacer más. Sirve igualmente como un desafío para todos los que nos rodean. Nada es demasiado pequeño para dar”, reflexionó en su publicación.

Luego de escribir su publicación Ibikunle recibió muchos comentarios de internautas aplaudiendo su gesto y también lo felicitaron por ser un gran ejemplo de no quedarse indiferente ante las dificultades que pasan los demás y por encontrar la manera de servir al prójimo.