Skip to content

Ciudad alemana usa cápsulas para dormir para proteger a las personas sin hogar del frío

De esta manera, las personas sin hogar pueden pasar las noches protegidos del frío invierno alemán.

Un grupo de innovadores técnicos y diseñadores de la ciudad alemana de Ulm decidieron desarrollar cápsulas para dormir destinadas a ayudar a las personas sin hogar y evitar que pasen los estragos del frío invierno europeo.





 

El grupo llamado ‘Ulmer Nest’ desarrolló la idea en conjunto con las autoridades de la ciudad, para proveer ayuda a las personas sin hogar que no desean ir a los refugios tradicionales, pero que al pasar las noches en el frío extremo, corren el riesgo de morir.

Florian, uno de los miembros de Ulmer Nest comentó en una entrevista con Bored Panda sobre el proceso de desarrollo y adecuaciones de las cápsulas después de su segundo año de prueba: 

“Para este invierno, modificamos los detalles de nuestra puerta en un esfuerzo por mejorar la usabilidad tanto para las personas que duermen en los Ulmer Nest como para los trabajadores sociales que los revisan. Además, dedicamos mucho tiempo a mejorar el aislamiento y la gestión del clima, para poder mantener la humedad y la temperatura en los mejores niveles posibles mientras operamos con un presupuesto de energía limitado. En relación a esto, también mejoramos la conectividad de los Ulmer Nest integrándolos en la propia red inalámbrica de la ciudad de Ulm”.






En la actualidad, el equipo de trabajo y la ciudad de Ulm están analizando otras variables para mejorar los prototipos y adaptarlos acorde a las necesidades de las personas y mencionaron que: “Seguimos operando a nivel de prototipo a pequeña escala y estamos buscando posibles usuarios potenciales (ciudades) y formas de fabricar un mayor número de Ulmer Nest si hay suficiente demanda para ellos”.





 

Aunque el equipo aún espera mejorar en el prototipo final de las cápsulas, están muy felices de poder contribuir a las personas más necesitadas y comentaron sentirse honrados por la aceptación de la comunidad tanto de personas sin hogar como de los demás en Ulm, ya que han recibido muchos elogios por la noble labor así como la grata sorpresa de la colaboración y generosidad de la comunidad brindando apoyo a las personas sin hogar que duermen ahí, con pequeños gestos como ofrecerles bebidas calientes por las mañanas.