Skip to content

Comunidades de Guatemala construyen más de 100 escuelas con basura no reciclable

Las comunidades rurales reciclan los materiales y participan en la construcción con una ONG.

No cabe duda que la educación es uno de los pilares fundamentales para una sociedad, sin embargo cuando no se tienen recursos suficientes para construir las escuelas, miles de niños se ven afectados al no tener acceso a espacios de aprendizaje y lamentablemente crecen sin poder estudiar.






Ante esta situación, una organización sin fines de lucro llamada Hug It Forward, fundada por Zach Balle, Heenal Rajani y Joshua Talmon en el 2009, se establecieron en Guatemala para ayudar a las comunidades de bajos recursos a construir escuelas elaboradas con botellas de plástico y otros materiales no reciclables.

De esta manera, desde el 2009 diferentes comunidades rurales de Guatemala han construido con éxito 116 escuelas de botellas, beneficiando no solo a los niños y jóvenes para poder educarse, sino también ofreciendo infraestructuras elaboradas bajo una alternativa sostenible reciclando los desechos.






Los proyectos de la construcción de las escuelas de botellas son dirigidos por las mismas comunidades rurales y tras completar el proceso de solicitud, tienen que recolectar al menos 6500 botellas de plástico y otros materiales no reciclables. Posteriormente, reciben la ayuda de la organización y el municipio local paga los gastos de los albañiles que participan en la construcción de la obra.

De esta manera, la comunidad, los albañiles y los voluntarios, empiezan la construcción con los cimientos, pilares y vigas elaborados con hormigón armado, mientras que las paredes las hacen con ‘eco-ladrillos’ a base de materiales reciclados, convirtiéndose en una opción más barata para construir que las escuelas tradicionales, ofreciendo una alternativa sustentable, que además genera un sentimiento de orgullo y propiedad para las comunidades, al participar directamente en la construcción. Adicionalmente, el Ministerio de Educación se encarga de contratar a los maestros. 





 

Por otra parte, la organización Hug It Forward también promueve otras prácticas de sostenibilidad para generar conciencia sobre la basura en Guatemala y en otros países y manifestaron que: “Nuestro objetivo es compartir la tecnología de la escuela de botellas para que cualquier persona en cualquier parte del mundo pueda crear su propia escuela de botellas, donde sea que sea necesario”.