Skip to content

Empleados de limpieza salvan a una niña de 10 años impidiendo que el secuestrador se escape

Gracias a que bloquearon la intersección con el camión de basura, el secuestrador no pudo escapar.

Esta historia ocurrió en Louisiana, Estados Unidos, cuando una niña de 10 años fue secuestrada el 7 de febrero del 2021 mientras se encontraba en la casa de un familiar en New Iberia, a 32 kilómetros al sureste de Lafayette y tras el reporte a la policía, se emitió una Alerta Amber para intentar localizar a la pequeña y también una orden de arresto para el presunto secuestrador, a quien la policía identificó como Michael Sereal, quien había sido visto conduciendo un carro Nissan Altima plateado.






La alerta llegó a los miembros de la policía, empleados municipales y privados entre ellos Dion Merrick y Brandon Antoine, trabajadores del Pelican Waste & Debris encargados del servicio de gestión de residuos en esa localidad de Louisiana, quienes notaron un vehículo Nissan plateado estacionado en el campo durante el inicio de su jornada laboral el lunes por la mañana.

Dion comentó en una entrevista con NBC News que cuando se dio cuenta que era el vehículo de la alerta Amber: “Manejé (el camión de la basura) hacia adelante y después retrocedí para bloquear la entrada (al campo) y luego llamé al 911”. Posteriormente, Dion relató que el conductor del vehículo abrió la puerta del carro y cuando salió, su compañero Brandon Antoine lo reconoció por las fotografías compartidas del sospechoso de la Alerta Amber.






De esta manera, los trabajadores dieron la información de lo que estaba pasando al personal del 911 y en minutos llegó la policía al lugar para asistirlos. Posteriormente, se reveló que la pequeña secuestrada estaba en el vehículo y que los hombres habían ayudado a salvarla gracias a su rápido accionar, llamando a la policía a tiempo para impedir que el hombre escapara.

En declaraciones oficiales de la Policía comunicaron que Michael Sereal, quien es un delincuente sexual registrado, fue trasladado a New Iberia donde fue acusado de secuestro agravado, mientras que la pequeña fue llevada a salvo con su familia.

Adicionalmente, Dion quien es un veterano de la Marina de Estados Unidos comentó para NBC que no pensó dos veces en ayudar a la niña. “No quería que le pasara nada. Todos somos del mismo pueblo. Somos una gran comunidad, aunque seamos un pueblo pequeño, somos una comunidad muy unida así que tuve que hacer lo que tuve que hacer para mi comunidad”.






Tras difundirse la noticia, un portavoz de Pelican Waste & Debris elogió el accionar de sus empleados Dion y Brandon y mencionaron: “En Pelican Waste nos esforzamos por lograr un ambiente familiar y tratamos de transmitirlo a nuestros trabajadores. Estamos muy orgullosos de los genuinos esfuerzos de estos valiosos empleados ahora y siempre. Esto fue algo magnífico que muy bien pudo haber salvado la vida de una niña”.