Skip to content

Empresario se recupera de COVID-19 y convierte su oficina en un hospital gratuito

¡Aplausos para este empresario! El mundo necesita más personas cómo él. 

Esta época de crisis sanitaria nos ha enseñado mucho. Una de las principales lecciones es que un buen sistema de salud es fundamental para enfrentar las emergencias sanitarias que puedan presentarse. Además, por lo general, el alto precio que tenemos que pagar por nuestra salud cuando hacen falta hospitales y servicios públicos de calidad.

Kadar Shaikh, un empresario inmobiliario de la India que fue diagnosticado con COVID-19, realizó un gran acto de solidaridad con su comunidad. 





Shaikh tiene 59 años y estuvo casi 20 días internado debido al virus. Por fortuna, todo salió bien y pudo recuperarse por completo. El problema surgió cuando recibió la cuenta del hospital. “El costo del tratamiento en un hospital privado es enorme. ¿Cómo podrían los pobres pagar ese tratamiento?”, comentó Kadar a la AFP cuando fue entrevistado para contar su historia. 

Después de estar en el hospital y recuperarse de salud, Shaikh le ofreció al gobierno de la India su oficina de casi 3 mil metros cuadrados ubicada en la ciudad de Surat. 





En poco tiempo, las autoridades indias convirtieron este nuevo hospital para dar atención gratuita. Además, el empresario compró todas las camas e hizo todas las adecuaciones al espacio con su propio dinero. 

De igual manera, se arregló con las autoridades para que él pagara la energía eléctrica del nuevo hospital. Gracias a su generosidad, convenció al gobierno de pagar los sueldos del personal médico, el equipo especializado y las medicinas. 

Kadar señala que en este hospital no hay ninguna discriminación de casta, credo o religión, además de que es totalmente gratuito. 





Actualmente, India tiene más de un millón y medio de casos de COVID-19 confirmados y cerca de 35 mil fallecimientos. Debido a esto, es el país más afectado del continente asiático y uno de los focos rojos a nivel mundial. Gracias a iniciativas como la de Kadar Shaikh, el país recibe la ayuda que necesita.