Skip to content

Extraños ayudan a una familia a rescatar a su perrito que se estaba ahogando

El perro se había caído al agua y en medio de la desesperación de su familia, un grupo de extraños los ayudó para poder rescatarlo.

En muchas ocasiones los perros pueden llegar a ser muy traviesos e hiperactivos y por esto cuando se emocionan mucho pueden terminar en algún accidente que potencialmente podría ser fatal para ellos. Este fue el caso de un perrito en Buenos Aires, Argentina, quien se encontraba paseando junto a su familia pero repentinamente desapareció y fue encontrado ahogándose en el agua de la Costanera.





 

Afortunadamente, la familia del perrito y un grupo de extraños que se encontraban en la Costanera Sur, hicieron todo lo posible para rescatarlo y actuaron rápidamente para evitar que la corriente se lo llevara y luego de unos minutos de gran susto, logró salir ileso del agua.

Según reportó el medio TN, Karina fue una de las personas que estuvo presente durante el momento del incidente y posterior rescate, y relató que había ido a comer junto a su familia en los carritos tradicionales de la Costanera Sur pero en medio de la calma empezó a escuchar unos gritos de auxilio que llamaron su atención. De inmediato se acercó para saber qué estaba pasando y poder ayudar y fue entonces cuando se enteró que un perro había caído al agua.





 

Además, la mujer relató que muchas personas se acercaron para ayudar y formaron un operativo para poder rescatar al perro, que cada vez se alejaba más debido a la corriente. Por fortuna, varios de los dueños de los puestos de comida de la Costanera Sur contaban con sogas y las juntaron para hacer un cordón largo que sirvió para poder descender al agua y rescatar al perro.

“Nadie se quedó quieto. Cada uno desde su lugar ayudó para salvarle la vida. Mi esposo fue uno de los hombres que tiró de la soga, primero para subir al perrito y después al dueño que sin pensarlo se tiró más de dos metros al agua para alcanzarlo”, expresó la mujer al portal TN.





 

Por otra parte, la mujer relató que los primeros momentos fueron muy desesperantes cuando veían como el perro era arrastrado por la corriente pero al escuchar las voces de sus familiares, el can logró nadar hasta estar lo más cerca posible de ellos y fue entonces cuando el dueño, asistido por el grupo de solidarios extraños, logró levantarlo y regresaron a la superficie sanos y salvos.

“No sabemos por qué se cayó. Pude ver que era la mascota de la familia. Estaba con collar pero no con correa. Andaba suelto. Creemos que salió corriendo para alcanzar una paloma y cayó. Una nena chiquita lloraba porque tenía miedo de que no pudieran sacarlo. Por suerte tuvo un final feliz”, concluyó la mujer.