Skip to content

Guardia de un centro comercial rompe las reglas para ayudar a una perrita sin hogar

La generosidad de este hombre es simplemente admirable. 

Mientras hacía sus compras en el centro comercial de Ceby City, Filipinas, Gretel Eleazar observó a un guardia de seguridad acariciando a una perrita que lucía descuidada. 

Este centro comercial admite mascotas, pero tienen reglas que prohíben la entrada de perros callejeros al edificio. Ver al guardia consintiendo a la cachorra sin hogar con una amabilidad inesperada hizo que Eleazar se interesara. 





El guardia llamado Danilo Reyeg es el protagonista de esta historia y comentó que siempre ha tenido una debilidad por los perros, especialmente una llamada Franci. 

“Comenzó a alimentar perros callejeros deambulando por el centro comercial, pero fue solo Franci quien finalmente se hizo amigo de él y lo sigue”, dijo Eleazar a The Dodo. “Franci ahora está con él, todavía en el centro comercial donde trabaja. Se turna para alimentar a Franci con otro guardia de seguridad llamado Quinner Cansana”.





La perrita se ha mantenido al lado de su persona favorita durante meses. Reyeg incluso le ha enseñado algunos trucos y órdenes que obedientemente, Franci cumple. 

Hace unos meses, Franci dio a luz fuera del centro comercial por lo que Reyeg y Cansana se aseguraron de que ella y sus cachorros estuvieran a salvo y tuvieran lo necesario para comer. Conforme los cachorros de la perrita crecieron, ambos guardias se preocuparon por conseguirle un hogar a todos los cachorros. 

Estos generosos hombres han conseguido a personas con un corazón tan bondadoso como el de ellos para que adopten a los perritos. 





Eleazar, administradora del grupo Saving Strays Cebu, y Reyeg ahora están trabajando en conjunto para ayudar a los perritos callejeron que viven en las cercanías del centro comercial a obtener la ayuda que necesitan. Sin duda, Reyeg se encarga que el centro comercial se más seguro para todos, incluidos aquellos animales que más lo necesitan.