Skip to content

Hombre le aplica protector solar a niño que vendía dulces en la playa

Hombre le aplica protector solar a niño que vendía dulces en la playa-NATION

El calor era infernal y este señor simplemente actuó con instinto paternal.

No hay un día en el que transcurran acciones que destaquen por encima de otras. Sea para bien o mal, siempre hay personas que marcan la diferencia en el mundo y no solo por sus palabras, sino por sus actos.

Recientemente un usuario en la red social Twitter, publicó un vídeo que se volvió viral. Se trata de una escena que no sólo lo conmovió a él, si no que movió el corazón de todos los internautas; en el vídeo se muestra a un hombre adulto, turista en Brasil, el cual le ponía protector solar en los brazos a un niño que trabajaba vendiendo dulces en la playa.

Hombre le aplica protector solar a niño que vendía dulces en la playa-NATION





El video no tardó ni dos días en sumar los 2 millones de reproducciones en la red social.  El gesto del hombre se puede deducir noble y lleno de preocupación por el niño. El turista vió como el niño trabajaba bajo el sol y decidió tenderle una mano, para que al menos el sol no le hiciera tanto daño a su piel.

‘’Debe de ser padre, porque es lo que los padres hacen’’, comento @Caalf1 el usuario que tomó el video.

Hombre le aplica protector solar a niño que vendía dulces en la playa-NATION





A pesar del lindo gesto del señor, creemos que los niños no deberían de trabajar. El trabajo infantil va contra la Convención sobre los derechos del niño, por lo que no se debe romanizar que un niño esté bajo el sol trabajando en lugar de estar jugando o estudiando. Sin embargo también entendemos que muchos niños al ver la escasez en sus hogares o la dificultad eligen trabajar para apoyar a su familia y así salir a delante.

Hombre le aplica protector solar a niño que vendía dulces en la playa-NATION





Sin entrar en tanto conflicto, el acto de ayudar al pequeño fue realmente lindo y enternecedor. Esperamos que este pequeño pronto pueda dejar de trabajar y se dedique a hacer lo que un niño de su edad debe de hacer.