Skip to content

Hombre recupera la vista 19 años después, gracias a la ayuda de su comunidad

No pudo contener su felicidad al poder ver otra vez.

Un grupo de vecinos de la localidad de Pampanga en Filipinas, realizaron una colecta para pagar la operación visual de un hombre de 65 años quien lamentablemente pasó casi dos décadas sin poder ver, porque sufría de cataratas en ambos ojos.






Aunque normalmente esta enfermedad tarda muchos años en desarrollarse y puede generar ceguera en los adultos mayores, este hombre tuvo que resignarse porque sus cataratas se agravaron muy rápido y como resultado perdió la visión cuando tenía 46 años y debido a la falta de recursos económicos, pasó 19 años sin poder operarse.

Todo cambió cuando el hombre escuchó información en un programa de radio acerca del trabajo del Dr. Noel Lacsamana, un afamado médico reconocido por sus cirugías ‘milagrosas’ y desde entonces tuvo la esperanza de volver a ver. Por fortuna, la comunidad se solidarizó con él y recolectaron el dinero para la intervención quirúrgica que duró tan sólo siete minutos.






Después de la cirugía, el Dr. Lacsamana compartió la conmovedora reacción del hombre, quien al principio estaba en shock al poder ver otra vez y unos segundos después, lo abrazó entre lágrimas para agradecerle y decirle: “Dios puso conocimiento en las personas para ayudar y hacer el bien. Gracias a nuestro Señor y también a usted, doctor Noel. Recuerde que Dios nos creó a su imagen para adorar al Señor y hacer el bien”.

El video de la reacción del Dr. Lacsamana se viralizó rápidamente y miles de internautas aplaudieron la solidaridad de la comunidad que recaudó el dinero para el hombre y agradecieron la labor del Dr. Lacsamana quien además de realizar la exitosa operación, también comparte información para concientizar a las personas y organizaciones sobre la importancia de la acción social, ya que explicó que cerca del 60% de sus pacientes logran operarse gracias a los colectivos y organizaciones de beneficencia.





 

Sin duda un momento maravilloso para el filipino, al poder ver otra vez, después de tantos años.