Skip to content

Increíble profesora ghanesa pintó el aula, dio uniformes y donó útiles a sus estudiantes

Hizo todo con su propio dinero para ayudar a que sus estudiantes estén más motivados para aprender en un aula de clases bonita y con útiles para todos.

La protagonista de esta historia es Gloria Lardi Adakurugu, una profesora ghanesa que decidió ayudar de una manera muy especial a sus alumnos de la escuela Bonya Presby Basic School, al utilizar parte de su sueldo para mejorar las condiciones del aula de clases y favorecer la enseñanza de sus estudiantes con uniformes y útiles escolares nuevos.






Y es que lamentablemente, Ghana, que es uno de los países más pobres del mundo, ha tenido aún más dificultades por la pandemia del coronavirus, generando una grave crisis económica en el país, perjudicando el sistema educativo con recortes y también afectando la economía de los padres de familia, quienes no tienen dinero para comprar los artículos que sus hijos necesitan. 

Ante esta difícil situación, Gloria decidió utilizar parte de su propio dinero para pintar el salón de clases y que de esta manera sea un espacio más bonito y más propicio para la enseñanza y el aprendizaje de los niños. Adicionalmente, Gloria compró 10 mochilas escolares y diversos artículos de papelería como lápices de colores, borradores, entre otros, para poder dar sus clases de manera más dinámica.






Por otra parte, la profesora también se preocupó de la comodidad de sus alumnos y compró algunas prendas como 21 pares de calcetines, ropa interior y 26 pares de zapatos. De esta manera, Gloria sabía que sus estudiantes iban a estar más alegres y motivados para aprender, tal como lo comentó en una entrevista con Yen.com:

“Enseñé por 5 años en el departamento KG y durante ese tiempo, compré uniformes, papelería y mochilas escolares porque a la mayoría de los padres les resulta difícil proporcionar estas cosas básicas a los niños. Lo que hace que los niños se sientan infelices cada vez que vienen a la escuela. Pensé que sería prudente ser su segundo padre cada vez que estén conmigo en el aula”.





 

Sin duda una mujer con un enorme corazón.