Skip to content

Joven de 15 años salva a una niña de 11 de un secuestro

Se hicieron pasar por un amigo de su papá.

Este acontecimiento ocurrió en la localidad de Merseyside, en Reino Unido cuando una adolescente de 15 años llamada Emma Carlile, estaba saliendo de la escuela secundaria Weatherhead y repentinamente vio con una estudiante de 11 años estaba siendo abordada por un hombre sospechoso, cuando la niña iba camino a su casa.






La adolescente logró escuchar que el hombre sospechoso le decía a la niña: “soy el amigo de tu papá, ¿No te acuerdas de mí? Estuve en tu casa antes”. Pero ante la actitud desconcertante de la pequeña, Emma se dio cuenta que era posible que la niña corría mucho peligro y por esto siguió atenta a lo que estaba ocurriendo. 

Ante la insistencia del hombre, la niña de 11 años, que llevaba una mochila escolar de Harry Potter, le repetía que no sabía quién era él y fue justo cuando la niña decidió sacar su teléfono celular, que el sospechoso la detuvo diciéndole: “no, no necesitas llamar a nadie, sabes quien soy, soy el compañero de tu papá”. De inmediato, Emma apresuró su paso para seguirlos más de cerca y decidió intervenir con la esperanza de ayudar a la niña y que no le ocurra nada malo.






En ese momento, Emma optó por utilizar el primer nombre que se le vino a la cabeza y les gritó con firmeza: “¡Hola Bethany! Papá estará en casa esta noche después del entrenamiento policial”. De inmediato, la niña se giró hacia ella reaccionando con alivio y agradecimiento y mientras Emma seguía hablándoles, el sospechoso se alejó rápidamente, dirigiéndose hacia la estación del tren de Wallasey Village. 

Posteriormente, la niña le agradeció a Emma y caminaron juntas hasta la avenida para que pueda llegar a su casa a salvo y además le mencionó que tenía que contarle lo sucedido a sus padres.





 

Por su parte, el papá de Emma, Rik Carlile, decidió compartir lo ocurrido a través de su cuenta de Facebook, para que otros padres de familia puedan estar atentos sobre los riesgos y la forma de actuar que utilizan los secuestradores, que pone en peligro el bienestar de los niños. La publicación recibió varios comentarios aplaudiendo el rápido accionar y la valentía de Emma y también fue compartido por cientos de personas para ayudar a difundir lo ocurrido.