Skip to content

Adolescente ha elaborado más de 3000 peluches para niños enfermos

Desde los 9 años hace peluches para donar a niños enfermos del hospital de su ciudad. 

Campbell Remess es un adolescente de 16 años originario de Tasmania en el sur de Australia y desde que tenía 9 años se interesó por ayudar a niños enfermos del hospital de su ciudad dándoles regalos por Navidad para darles un poco de felicidad. 






Desafortunadamente, los padres de Campbell tuvieron que decirle que no podían comprar más regalos, puesto que él es uno de nueve hermanos y sería demasiado caro.

Sin embargo, Campbell no se dio por vencido y le comentó a sus padres que les haría sus propios regalos y ante la sorpresa de ellos (quienes pensaron que haría dibujos) el niño decidió aprender a coser sus propios peluches. 






Y aunque el pequeño de nueve años no tenía experiencia cosiendo, después de aproximadamente 5 horas logró hacer su primer oso de peluche y aunque no era el más perfecto, Campbell estaba decidido a hacer peluches para poder llevarlos a los niños del hospital en Navidad. 

De esta manera, el australiano se propuso realizar 1 peluche al día por todo el año para poder llevar nuevos peluches a niños que tengan que pasar la navidad en el hospital, lo que lo llevó a desarrollar el “Project 365 by Campbell” y desde entonces ha logrado coser más de 3100 peluches como donativos para niños enfermos y en ocasiones especiales también para adultos y para personas necesitadas en otros países.






Su acto de bondad ha sido reconocido en su país como “Citizen of the year”, “Pride of Australia” e incluso internacionalmente como “CNN young wonder”.

Actualmente, Cambell continúa realizando peluches gracias a su motivación de “Ser amable y no ser malo, cambiará al mundo” y en su página de Facebook realiza videos en vivo como tutoriales para enseñar a las personas a hacer sus propios osos de peluche como un método de distracción durante la cuarentena.