Skip to content

Joven repartidor estudia en las calles mientras espera los pedidos

Tras conocerse su historia, varias empresas le dieron apoyo económico.

Sin duda estudiar y trabajar al mismo tiempo, puede llegar a ser muy agotador para las personas, ya que son actividades muy demandantes. Sin embargo, en muchas ocasiones esta se vuelve la única alternativa para quienes no cuentan con los recursos suficientes para dedicarse solamente a los estudios o para quienes desean ingresar al mundo laboral para obtener mejores oportunidades en el futuro.






Un gran ejemplo de esto ocurrió con un joven originario de España llamado Carlos Alegre, quien fue fotografiado en la noche aprovechando la luz de unas escaleras públicas para escribir en un cuaderno de estudios, mientras esperaba a realizar una entrega en su trabajo como repartidor. 

La fotografía fue compartida por Pedro, quien había notado que el joven siempre leía o escribía y se sentaba en esa misma escalera cerca de su casa, y al llamarle la atención decidió publicar la fotografía como un gran ejemplo de dedicación y esfuerzo. Y es que posteriormente se dio a conocer que Carlos es estudiante de Ingeniería Automotriz y para poder costearse su carrera trabaja como repartidor a través de la plataforma de Uber Eats.






De esta manera, el joven logra aprovechar su tiempo al máximo y estudia en los recesos entre las entregas, y aunque el tiempo es ajustado, ese empleo le permite adaptarse a su horario de estudios, trabajando en horarios rotativos según su día a día. Además, Carlos mencionó que desde que inició su carrera universitaria, trabajaba como repartidor de una pizzería, sin embargo como tenía un horario fijo tuvo que renunciar cuando avanzó en su carrera a los semestres más exigentes. 

La historia del joven se viralizó rápidamente en redes sociales, inspirando a miles de personas quienes aplauden su esfuerzo y su ímpetu para salir adelante trabajando y estudiando al mismo tiempo. Posteriormente, la fotografía llegó a representantes de varias empresas españolas quienes decidieron ayudar al joven económicamente para cubrir sus gastos universitarios y así pueda dedicarse solo a sus estudios.






Carlos se mostró muy agradecido por la oportunidad y el apoyo de las empresas que decidieron ayudarlo y manifestó que mantendrá su esfuerzo y arduo trabajo escolar, ya que desea convertirse en un gran ingeniero.