Skip to content

Miles de dueños de Jeeps realizan desfile para niño de 4 años con cáncer

Miles de personas hacen el sueño realidad de un niño de 4 años al acudir con sus Jeeps para hacer un desfile afuera de la casa del pequeño.

Miles de dueños de Jeeps hicieron realidad el sueño de un pequeño de 4 años llamado Georgie, al desfilar por la calle de su casa en la ciudad de Hedgesville en Estados Unidos, ya que él es súper fanático de este tipo de carros.

Este fue un momento muy especial para Georgie puesto que solamente estaría en su casa por pocos días para poder celebrar junto a su familia las fiestas de Navidad y fin de año, ya que lamentablemente desde octubre del 2019 Georgie ha estado batallando contra el cáncer, por un neuroblastoma de grado 4 que lo llevó a permanecer hospitalizado en el Jude’s Children’s Hospital.





 

Los papás de Georgie sabían que el 2020 había sido muy difícil para su hijo, ya que además de atravesar por una enfermedad complicada, se sumaban todas las restricciones por la pandemia. Por esto, ellos deseaban hacer algo muy especial para su hijo y relacionado a lo que más le gusta: ¡Los Jeeps! 

De esta manera, los papás de Georgie decidieron organizar un desfile solamente de este tipo de carros para que pasen por la calle de su casa, invitando a algunos conocidos de su ciudad quienes rápidamente compartieron la idea que se empezó a viralizar gracias a grupos de Facebook que así como Georgie también son fanáticos de los Jeeps. 





 

Ante esto, se creó una página en Facebook llamada ‘Jeeps for Georgie’ en la que más de mil personas dueñas de Jeeps dijeron que asistirían para hacer realidad el sueño de Georgie.

Esta idea fue perfecta, ya que al ser un desfile, cada persona podía estar en su propio vehículo sin arriesgarse a un contagio por un evento masivo, ya que los papás de Georgie tomaron en cuenta las restricciones locales, la salud de los asistentes y por supuesto la de su propio hijo.

El evento no solamente ayudó a Georgie a tener un maravilloso día, si no que también fue una gran oportunidad para que otras familias se unieran y participen en acciones solidarias, como lo comentó Allison Miller al medio estadounidense Wusa9, quien acudió con su hija desde Maryland “Con todo lo que está pasando en el mundo, mi hija tenía miedo que el virus arruinara la Navidad. Esta fue una manera de enseñarle que la Navidad no siempre se trata de recibir, sino también de dar”.





 

Adicionalmente, los papás de Georgie estaban maravillados por la solidaridad de las personas, ya que al menos 5000 Jeeps de su Estado y de otros cercanos, se unieron a la iniciativa para hacer realidad el sueño de su hijo, quién no podía contener su felicidad al ver pasar miles de Jeeps por su casa. 

Y es que miles de personas se conmovieron con la historia de Georgie, como lo comentó Jenn Garst quien acudió desde Vienna, Virginia “Si hay algo que este año me ha enseñado, es que la vida es muy preciada y que los momentos que tenemos aquí no están prometidos. Hubiera manejado 10 horas… para hacer realidad el deseo de Navidad de un niño”.

Finalmente, los organizadores calcularon que al menos 5000 Jeeps desfilaron por la casa de Georgie, rompiendo el Récord Guinness Mundial que se dió en el 2015 en la que 2420 Jeeps participaron en un festival en Pennsylvania.