Skip to content

“Nunca te faltará nada”: papá realiza entregas caminando por su hija, al ver que su moto está dañada

Su hija es su mayor motivación.

José Anderson es un joven papá originario de Caruaru, en el campo de Pernambuco en Brasil, donde se dedica a trabajar arduamente realizando entregas para poder cuidar de su familia y de su pequeña hija. Sin embargo, en el 2020 José se enfrentó a un problema cuando su motocicleta se averió y desafortunadamente no contaba con el dinero para poder repararla y por el desarrollo de la pandemia, conseguir otro empleo no fue posible. 






Ante esta situación el joven, optó por continuar con sus pedidos y empezó a hacerlos a pie. A pesar de que esto significaba que su jornada laboral se iba a extender e iba a ser más pesada, el joven continuó trabajando con mucho empeño para poder llevar alimentos para su familia. Un tiempo después, todo cambió para José cuando por casualidad se encontró con un grupo de policías, que observaron cómo el hombre trabajaba haciendo sus pedidos a pie y decidieron consultarle sobre su situación.

Los policías grabaron el momento y cuando escucharon la historia del joven, se conmovieron por su situación y por su ganas de trabajar a pesar de las adversidades, con tal de ayudar a su familia. 






Posteriormente, los policías le dijeron que lo iban a ayudar de alguna manera y primero optaron por donarle una canasta con comida y después, decidieron crear un pedido a través de un sitio web de recaudaciones contando su historia, para conseguir donaciones para la reparación de su motocicleta.

Sin embargo, lo que los policías no se esperaban, es que la historia de dedicación de José iba a conmover a cientos de personas quienes decidieron ayudar al joven y finalmente lograron recaudar más de $19.000 USD con la ayuda de la comunidad. A pesar de que José mencionó que para él no era un sacrificio caminar porque estaba dispuesto a hacer lo que fuera necesario “para que a su hija no le falte nada”, se mostró muy agradecido con el grupo de policías y con las amables personas que decidieron apoyarlo.





 

De esta manera, el joven tuvo un nuevo comienzo, recuperó su motocicleta y además aprovechó la oportunidad para poder emprender y así tener más recursos para su bienestar, el de su adorada hija y el de su familia.