Skip to content

Pakistán aprobó nueva ley de castración química para violadores

El Presidente pakistaní aprobó nueva ley para abordar el abuso sexual en su país.

En noviembre del 2020, el Primer Ministro de Pakistán, Imran Khan aprobó la castración química para violadores y el 15 de diciembre del 2020 la medida fue promulgada por el Presidente pakistaní Arif Alvi.

Además de esta resolución, la nueva ley también incluye la creación de un registro nacional de delincuentes sexuales y la protección de la identidad de las víctimas, como medidas para abordar el abuso sexual en Pakistán.





 

La promulgación de la nueva ley ha sido aplaudida por miles de personas quienes apoyaron las protestas públicas en todo Pakistán para que el gobierno tome acciones sobre este tema. Ya que en septiembre del 2020 ocurrió un caso que estremeció a los ciudadanos de este país.

Y es que una mujer fue víctima de abuso sexual cuando dos hombres la atacaron cuando ella se encontraba en su automóvil junto a sus hijos. El carro de la mujer se descompuso y se quedó sin gasolina en una carretera cerca de una ciudad en Punjab y los dos agresores violaron simultáneamente a la mujer, mientras sus hijos veían aterrorizados.

Aunque los hombres fueron arrestados, las protestas incrementaron porque Umar Sheikh, el investigador principal del caso dijo en un comunicado que la mujer había sido la culpable del ataque, al manifestar que ella debió haber viajado por una carretera más transitada, durante el día y revisar el nivel de la gasolina antes de manejar.





 

El comunicado del investigador generó rechazo en los protestantes así como por Amnistía Internacional que apoyó a los manifestantes con un mensaje que decía: “Ha habido demasiadas víctimas y muy pocas condenas de perpetradores en un sistema de justicia penal caracterizado por la impunidad”.





 

Y es que así como el caso de la mujer, Pakistán tiene índices muy altos de violaciones, acoso sexual y feminicidios, incluídos los “asesinatos por honor” en la que cerca de 1000 mujeres son asesinadas cada año por no seguir las normativas conservadoras sobre el matrimonio y el amor.

Aunque la medida de la castración química ha sido controversial, el gobierno pakistaní ratifica su postura que deberá presentar al Parlamento para que la nueva ley sea oficializada.