Skip to content

Pandillas rivales en Ciudad del Cabo acordaron una tregua para traer comida a los pobres

El acuerdo sin precedentes logró dejar de lado sus diferencias para poder brindar ayuda a los que más lo necesitan.

Sudáfrica ha visto una caída del 75% en los delitos violentos durante la pandemia de coronavirus. Ahora, los pandilleros rivales en Ciudad del Cabo se están uniendo para recolectar y distribuir alimentos y bienes esenciales a los necesitados.

“Lo que vemos que sucede aquí es literalmente un milagro”, dijo a BBC News Andie Steele-Smith, un pastor que trabaja con miembros de pandillas en la comunidad.

Antes de la pandemia, Sudáfrica tenía una de las tasas de crímenes violentos más altas del continente. Pero ahora, nuevas circunstancias han creado cambios que conducen a un lado positivo.





El gobierno ha impuesto algunas de las reglas de cuarentena más estrictas del mundo, incluida la prohibición de la venta de alcohol y cigarrillos. La economía ha sufrido una paliza, y los miembros de las pandillas estaban sintiendo los efectos tanto como los demás.

“Recibí una llamada telefónica de dos líderes de pandillas, ambos decían ‘Andie, nunca te he pedido nada, pero nos estamos muriendo de hambre'”, dijo el pastor nacido en Australia a BBC News. “Y pensé que si estos tipos se estaban muriendo de hambre (están en la cima de la cadena alimentaria), el resto de la comunidad se enfrentará en graves conflictos”.





Andie ideó un plan que no solo satisfaría las necesidades de la comunidad en el momento, sino que también les mostraría a estos jóvenes un nuevo sentido de propósito en el mundo. Pidió a los miembros que normalmente tratarían de matarse entre ellos que trabajen juntos hacia un objetivo común: proporcionar alimentos y suministros vitales, como jabón, a los necesitados.

Preston Jacobs, miembro de la pandilla de “estadounidenses”, le dijo a la BBC que “se siente bien” estar haciendo algo positivo para la comunidad. “Ahora veo que también hay gente agradable, y la gente quiere amar lo que estamos haciendo ahora”.





Sansi Hassan, de la pandilla “Clever Kids”, expresó su esperanza de que la tregua se vuelva permanente y dijo: “Si puede mantenerse así, entonces no habrá pelea de pandillas”, dijo. “Y cada pandilla estará de acuerdo con nosotros”.





Andie, un ex banquero que se mudó de Sydney a Sudáfrica para convertirse en pastor hace cinco años, expresó orgullo por lo que están haciendo estos jóvenes. “Estoy orgulloso de ustedes chicos. Literalmente, si muriera hoy y fuera al cielo, moriría como un hombre feliz “.