Skip to content

“Pedí a Dios y apareciste”: Mujer pagó hotel a madre que dormía en el baño de un aeropuerto con sus hijos

Cyn Symoné vio una escena que le destrozó el corazón, por lo que se decidió a actuar.

Quedarse sin dinero es una situación por la que nadie quiere pasar, sobre todo cuando se está lejos de casa, sin apoyo. Esta escena la encontró Cyn Symoné, una mujer de Nueva York, Estados Unidos, quien vio a una madre que estaba en el baño del aeropuerto de la ciudad, ya que había decidido acostarse para pasar la noche en el lugar debido a que no tenía cómo pagar la estadía en un hotel. La imagen le dio la vuelta al mundo pues se puede ver a la mujer acostando a sus hijos en el suelo, por lo que Symoné decidió actuar.





 

La neoyorkina tenía un viaje previsto el 24 de abril hacia Los Ángeles pero lo perdió, y tras un enojo ante la situación, comprendió que todo sucede por alguna razón que desconocemos y después de pasar unas horas tratando de arreglar su situación y tomar el vuelo más próximo se dirigió al baño pero al entrar escuchó el fuerte llanto de otra mujer.

Al principio Symoné no sabía qué estaba ocurriendo, pero su gran corazón la hizo entrar en acción y buscó a la mujer. La madre hablaba español, por lo cual al principio dudó en acercarse ya que no comprendía mucho de lo que ella decía pero tras intentar conversar con ella, entendió que su autobús no saldría hasta al siguiente día, por lo que no tenía con qué pagar donde quedarse. Esto le rompió el corazón, explica en su publicación de Facebook.

“Estaba pensando si debería decir algo como ‘va a estar bien’, pero yo estaba nerviosa y ella estaba hablando español, así que no sabía si ella incluso me entendería… Me fui y volví al baño como 4 veces mientras esperaba a que mis maletas bajaran y la oí decir ‘pero el autobús no viene hasta mañana’ Dios mío se me rompió el corazón”, relató en su publicación.





 

Symoné entonces, movida por la compasión, se ofreció a pagarle una habitación en un hotel cercano para poder pasar la noche y la mujer que estaba en el baño decidió mostrarle el interior, donde sus hijos estaban descansando. Ante la situación, la neoyorkina comprendió que su oferta no podía llegar en mejor momento para la mamá en apuros.

“Dejó de llorar y abrió la puerta del baño ¡¡Y VÍ A LOS NIÑOS DORMIDOS!! Oh, Dios mío, me sentí tan feliz de poder ayudarla”, agregó.

Su siguiente paso fue dirigirse con la mujer y sus hijos al Hotel Marriot y les consiguió una habitación para pasar una noche sin el frío del suelo del aeropuerto  y tras dejarla, Symoné le dio su número de celular para que se comunicara en caso de que ella necesitara algo más y la madre le respondió agradeciendo y diciéndole que llevaba tiempo pidiéndole a Dios para que le ayudara a resolver esa situación.

“Gracias de verdad, le pedí mucho a Dios que lo resolviera y tú apareciste, estoy muy agradecida, que Dios te bendiga”. Se lee en el mensaje que recibió Symoné.





 

Los comentarios no se hicieron esperar, todos felicitaron a Symoné por su gran acción.

“Definitivamente serás recompensada por lo más alto por tu corazón bondadoso. Eres totalmente una bendición para esa mujer y sé que estabas en el momento y lugar adecuados. Fue una tarea que se te dio. Muchos pasarían de largo por no tener el corazón o el alma para responder a un llanto”, escribió una usuaria de Facebook en su publicación.

Sin duda un maravilloso ejemplo de solidaridad y empatía.