Skip to content

Policías le regalan celular a una niña que fue asaltada: lo usaba para sus clases virtuales

Los policías se solidarizaron con ella y recaudaron fondos para comprarle uno nuevo. “Estamos felices de ayudar, es una familia humilde”, comentó uno de los policías.

Con el inicio de la pandemia del COVID-19 el orden mundial cambió por completo en diversas áreas como la implementación del teletrabajo y las clases virtuales de manera general en prácticamente todo el mundo. 

Ante esta situación millones de estudiantes tuvieron que adaptarse a los nuevos métodos de enseñanza a través del uso de herramientas digitales como computadoras, tablets y celulares, las cuales se volvieron fundamentales para recibir sus clases. Sin embargo, esto también significaba que cualquier desperfecto, extravío o incluso la carencia de estos aparatos electrónicos o de cobertura de internet y electricidad, tenía un gran impacto para la educación.





 

Una estudiante de Brasil llamada Ana se enfrentó a uno de estos inconvenientes cuando sufrió el robo de su teléfono celular luego de ser asaltada en las calles de São Sebastião y de inmediato acudió con su mamá a la Policía Militar del Distrito Federal para denunciar el delito puesto que ella utilizaba esa herramienta para poder estudiar y hacer sus tareas escolares.

Además, según informó el medio brasileño Metrópoles, los policías decidieron ayudar a la niña y realizaron una colecta de dinero entre ellos para poder comprarle un nuevo teléfono celular, ya que la pequeña no paraba de llorar porque temía que no podría volver a sus clases virtuales.





 

“Decidí con mi batallón hacer una colecta, coordinamos los grupos y en unos días lo logramos. La niña estaba muy preocupada porque este era el teléfono celular que usaba para seguir las clases en línea durante este tiempo de pandemia”, comentó el policía Brício Micaelles.

De esta manera, el grupo de policías recaudó casi $400 USD para poder comprarle un celular nuevo a Ana y como les quedó un poco de dinero también adquirieron un chip de celular, unas canastas básicas y varios adornos de cumpleaños para poder hacer una fiesta especial para la niña.






Finalmente, el policía Micaelles relató al medio de comunicación que esperaron al cumpleaños de Ana para organizarle una fiesta y así poder hacer la entrega del teléfono celular de regalo y tanto Ana como su familia no podían creer el gesto y fue una verdadera sorpresa. “Estamos felices de ayudar, es una familia humilde”, concluyó el policía.