Skip to content

Repartidor salva a una niña que cayó del balcón de un doceavo piso en Vietnam

Ha sido calificado como un héroe.

Este acontecimiento ocurrió en la localidad de Hanói en Vietnam cuando un repartidor de 31 años llamado Nguyen Ngoc Manh estaba sentado en su vehículo para hacer sus entregas y repentinamente escuchó el llanto de un infante y los gritos alarmados de varias personas, y al asomar su cabeza por la ventana notó que algo extraño estaba pasando.

En una entrevista con Anninhthudo News, el joven mencionó que al principio creía que la niña estaba teniendo una rabieta pero al darse cuenta que estaba saliendo del balcón (que estaba a casi 50 metros del suelo) salió de inmediato de su vehículo y se acercó al edificio por si la pequeña se caía.






En una entrevista con Vietnam Times, el joven mencionó: “monté sobre un techo de tejas de dos metros de altura para buscar una posición adecuada para atrapar a la niña”. Sin embargo, por la inestabilidad del lugar y su nerviosismo, perdió por un momento el equilibrio cuando tenía el pie sobre el techo metálico que es parte de la infraestructura del almacenamiento de generadores eléctricos del edificio.

Por fortuna, Nguyen logró acomodarse tal como lo mencionó a VN Express International y se lanzó hacia adelante justo a tiempo para poder atrapar a la pequeña, quien aterrizó con tanta fuerza que incluso dejó una abolladura en el techo que el joven se había subido.






En la entrevista con VN Express comentó que su objetivo era evitar que la pequeña cayera directamente al suelo: “Traté de extender la mano y me esforcé al máximo para atrapar a la niña”. Y agregó que “Afortunadamente, la bebé cayó en mi regazo. La abracé apresuradamente y luego vi que le salía sangre por la boca, estaba muy asustado”. 

Después del acontecimiento, la niña fue llevada al Hospital Nacional de Niños y los doctores que la atendieron mencionaron en entrevistas con medios locales de Vietnam que la pequeña había sufrido una dislocación de cadera y posteriormente tuvo que ser enyesada y monitoreada para asegurarse que el resto de su organismo estaba bien.






Tras difundirse la noticia del increíble rescate de Nguyen, el joven fue calificado como un superhéroe por su rápido accionar que salvó la vida de la pequeña de 2 años.