Skip to content

Residentes de edificio dan departamento a la señora de la limpieza que trabajó 20 años con ellos

Sin duda un hermoso gesto de gratitud para una mujer maravillosa.

Desde que inició la pandemia de COVID-19 millones de personas en el mundo han perdido sus trabajos generando graves problemas financieros para ellos y sus familias. Un ejemplo de esta difícil situación fue el caso de Rosa, una mujer que durante 20 años trabajó arduamente como personal de limpieza en un edificio de departamentos residenciales en la ciudad de Nueva York.





 

Sin embargo, cuando los residentes del edificio se enteraron que Rosa estaba pasando muchas dificultades económicas, no dudaron en unirse y decidieron darle algo que pudiera reconfortarla en estos tiempos de crisis.

Todo comenzó cuando llamaron a Rosa al edificio haciéndole creer que necesitaban que limpie el penthouse y mientras le daban las “indicaciones” le mostraron las cuatro habitaciones,  baños, sala, cocina, terraza, etc para que se familiarice con el hermoso lugar, hasta que finalmente le revelaron que ese increíble departamento era suyo.





 

Rosa se llevó la sorpresa más grande de su vida cuando se enteró del noble gesto de gratitud de los residentes tal como se observa en las fotografías y el video que se viralizó rápidamente en redes sociales capturando el momento.

El video fue difundido a través de Reddit y además de la hermosa reacción de asombro de Rosa, también se escuchan las palabras de felicitaciones y aliento del agente de bienes raíces que le explica cómo ocurrió todo: “Las personas que viven aquí me han contado mucho sobre tus contribuciones a este edificio y muchas personas de aquí son grandes admiradores tuyos”.

Adicionalmente, el agente de bienes raíces le dice a Rosa: “Eres una especie de celebridad aquí, eres muy querida y sé que ha sido un año difícil para ti y tu familia, y ha habido muchas dificultades económicas. Así que tengo aquí un contrato de arrendamiento de dos años en esta unidad que algunos de tus fanáticos juntaron. Ellos se están ocupando de todo, lo único que tienes que hacer es firmar y tomar las llaves y este lugar es tuyo por los próximo dos años”.





 

Al finalizar, Rosa les agradece por la enorme sorpresa repitiendo: ‘No puedo creer esto, es tan irreal’ mientras llora de felicidad y es consolada por el hombre quien le dice que ella se lo merece.