Skip to content

Reúnen 17 mil dólares para un niño de 11 años que pedía trabajo

La comunidad se unió para ayudarlo con sus estudios y para mejorar su calidad de vida y la de su familia.

El protagonista de esta historia de solidaridad es un pequeño originario de República Dominicana de 11 años llamado Roni, quien se viralizó en redes sociales después de que una usuaria de Instagram compartiera un video del niño en el que le solicita un empleo para poder trabajar en su tiempo libre.





 

Rápidamente, el video se viralizó por la simpatía e ímpetu por trabajar de Roni, ya que aunque la mujer le insiste que él aún es muy pequeño y debe de disfrutar su niñez y de los estudios, él manifiesta que realmente desea conseguir un empleo, ya que está consciente de las dificultades económicas que atraviesa su familia.

Y es que después de la difusión del video original, una organización llamada Jompéame que se dedica a la recaudación de fondos en línea para causas de pobreza y emergencia en República Dominicana, compartió más detalles de la historia del pequeño y su familia quienes viven en condiciones críticas de pobreza: “Detrás de la sonrisa de Roni se esconden sueños gigantes. Dentro de una casita en precarias condiciones, este pequeño sobrevive junto con su familia, sin acceso a un baño digno, compartiendo una camita y deseando poder trabajar para construir un mejor futuro”.





 

Adicionalmente, el pequeño mencionó en la entrevista con Jompéame acerca de sus motivaciones para trabajar: “Yo siento que si uno trabaja bien desde pequeño, cuando llegas a grande, llegas a ser profesional. Cuando yo necesito cualquier cosa, o si ni mi papá ni mi mamá me lo pueden dar, yo lo puedo sacar de ahí, de ese dinero que yo estoy ganándome trabajando”.

De esta manera, Jompéame animó a la comunidad a colaborar con el pequeño y su familia y establecieron una meta para recaudar RD 250.000, unos $4.300 USD, sin embargo muchas personas donaron a la campaña y lograron recaudar más de RD 1.000.000, aproximadamente $17.200 USD en menos de 24 horas.






Finalmente, comunicaron que gracias al apoyo de la comunidad con el dinero recaudado y otras donaciones, Roni y su familia podrán mejorar su calidad de vida con una casa amoblada, un año de alimentación completa, una laptop y útiles escolares. Mientras que otras organizaciones le brindaron un día de diversión comiendo pizza, le regalaron una bicicleta, le dieron la noticia que una persona lo apadrinó hasta que termine sus estudios y la entidad bancaria dominicana Banreservas le otorgó un día de entrenamiento para que el pequeño cumpla su sueño de ser cajero.