Skip to content

Sus inquilinos no tenían dinero para pagar, ella no les cobró y les llevó despensa para la cuarentena

La propietaria entendió que sus inquilinos están pasando momentos difíciles debido al coronavirus y en vez de sacarlos del lugar, decidió ayudarlos.

La pandemia ocasionada por el COVID-19 ha afectado a millones de personas en todo el mundo, no solamente en cuestiones de salud sino también en el aspecto económico. Muchas personas se han quedado sin empleo y ahora sus familias están pasando momentos difíciles sin contar con el dinero.

Marisela Guerrero es dueña de un edificio residencial en el barrio de San Agustín, Bogotá, Colombia, la cual renta actualmente a una familia. Debido a problemas económicos, la familia no ha podido entregarle el dinero correspondiente del arrendamiento desde el 12 de marzo.





“Ellas trabajan en restaurantes. Debido a la epidemia, desde el 12 de marzo no me han podido dar dinero de arriendo”, contó Guerrero a Noticias Caracol.

Marisela es una persona solidaria y comprendió la situación que está viviendo sus inquilinos debido al coronavirus. En lugar de dejar a tres familias sin hogar, decidió ayudarlos llevándoles mucha comida para que sobrevivan esta crisis sanitaria.





De acuerdo con una entrevista que otorgó a Noticias Caracol, Marisela encontró ayuda monetaria a través de una página dedicada a ayudar a personas afectadas económicamente.

Las personas que habitan en estas viviendas se llevaron una enorme sorpresa al ver a Marisela llegando con bolsas llenas de comida. “Que Dios les triplique por hacer esto por nosotros”, dijo a Noticias Caracol una emocionada beneficiaria del solidario gesto.





Guerrero mostró una gran empatía con esta noble acción y señaló que lo hizo porque le ha tocado vivir situaciones parecidas. “Muchas veces también hemos vivido en arriendo y es frustrante ver unas familias así, más cuando hay menores de edad. Queremos entender porque también soy mamá”, dijo al noticiero.

Además de proporcionarles alimento suficiente para unas semanas, Guerrero aplazó los pagos para que las familias puedan pagar cuando su situación económica mejore. Por personas como Marisela se recupera la fe en la humanidad.