Skip to content

Voluntario dedica su vida a salvar tiburones y peces grandes en Irlanda

Los captura, los marca y los libera para ayudar a investigaciones científicas.

El protagonista de esta historia es Ronald Surgenor, un hombre de 48 años radicado en la localidad de Hollywood en Irlanda del Norte, donde trabaja activamente para ayudar a los investigadores para obtener mayor información sobre diversas especies de animales marinos que están en peligro de extinción.






Ronald trabaja junto a una organización de protección animal llamada Ulster Wildlife y participa en el proyecto Sea Deep que consiste en capturar y etiquetar a tiburones, mantarrayas y a otras especies, para que los especialistas puedan recopilar información importante sobre las 20 especies de tiburones que habitan en las aguas de Irlanda y así poder tomar medidas de protección.

En una entrevista con el medio Metro UK, Ronald relató que “una de las principales especies que estamos tratando de etiquetar es el patín de aleta, que antes se conocía como patín común, pero ha sido renombrado porque ahora está en peligro de extinción. Un patín de aleta puede tener hasta dos metros y medio de largo y pueden tener mandíbulas bastante poderosas, por lo que no querrás que te pille la mano o podrás recibir un mordisco bastante desagradable”.






Aunque el trabajo de Ronald no es fácil, él ha podido dominar el procedimiento de tal manera que una vez que capturan a los tiburones, a las rayas y a otras especies, los suben al bote rápidamente y colocan las etiquetas en sus aletas sin lastimar al animal. De esta manera, después de 1 minuto, Ronald y los demás voluntarios pueden liberar a las especies al mar otra vez.

En la entrevista, Ronald mencionó que “Es importante pasar por el entrenamiento con el proyecto Sea Deep para que uno comprenda cómo manejar un pez, cómo reconocer los signos de estrés y hacer el mínimo daño. Las áreas están bastante expuestas y la marea es fuerte, por lo que las condiciones tienen que ser buenas. Siempre estamos pescando en botes pequeños y con el mal tiempo, puede ser bastante difícil”.





 

Adicionalmente, el irlandés comentó que realiza este trabajo de manera voluntaria desde el 2018, va al mar varias veces en cada mes y agregó: “Me encanta poder utilizar mis conocimientos para ayudar a los peces y lograr una mejor comprensión sobre su comportamiento”.