Skip to content

Abuelito pasea a su perro viejo en un carrito de bebés

Los dos están en sus años dorados y se acompañan mutuamente entre las dificultades.

El ser humano siempre ha tenido una conexión mágica con los animales, especialmente con el denominado ‘’mejor amigo del hombre’’: el perro. De hecho, esta historia es una muestra genuina de ello, en las imágenes que presentamos a continuación, podrás ver a un anciano deteniéndose para limpiarle la cara a su amigo peludo, mientras descansa en un carrito para bebé.

No hay mucho que podamos explicar sobre la conección de la que estamos hablando, pero si tienes una mascota seguro lo entenderás de inmediato.





Los animales son como miembros de la familia una vez que entran a nuestra vida y merecen todo el amor y cuidado que puedan obtener de nuestra parte, sobre todo porque su tiempo de vida no es tan largo como el de nosotros y eventualmente tendremos que verlos partir.





Recientemente, surgieron una serie de imágenes en redes sociales, las cuales causaron que miles de internautas se conmovieran en lo más profundo, pues un anciano, presumiblemente de origen chino, lleva a su viejo compañero en un carrito para bebés en dirección al veterinario.

Las fotos fueron captadas por un transeúnte que iba con su mascota a realizar la misma visita. El hombre publicó las fotos en Facebook, acompañadas de un certero y sensible comentario:

‘’Cuando llevaba a mi perro al veterinario, vi a un abuelo empujando a un perro viejo paso a paso en un carrito. Así es como se ve el verdadero amor. No lo dejará hasta el final’’.





Las imágenes son una prueba fidedigna de la conexión que hay entre el hombre y el perro, que a pesar de su edad avanzada, tiene la energía y la disposición suficiente, para seguir cuidando de su mejor amigo.

El abuelito, incluso se detuvo varias veces para revisar que su perrito fuera cómodo y seguro además de hacer paradas recurrentes para limpiar sus ojos con un pañuelo.





Estos son los momentos más gratificantes que podemos tener al tener una mascota, un ser vivo que sólo entrega contención y cariño desinteresado. Quizá este perrito es la única compañía del abuelo, por eso el nivel de preocupación es tan grande.

Lo que es seguro es que esto nos enseña que el amor puro existe y no solo se encuentra entre humanos.