Skip to content

Abusadores de animales en Australia recibirán multas de $44.000 y 12 meses de prisión

La ley de Prevención de la Crueldad contra los Animales en Nueva Gales del Sur, Australia, aumenta sus multas y penas de cárcel para los abusadores de animales.

En marzo del 2021 el Parlamento de Nueva Gales del Sur en Australia votó a favor de un proyecto de ley de enmienda a la Ley de Prevención de la Crueldad contra los Animales, determinando que los abusadores de animales enfrentarán penas de cárcel y un aumento de ocho veces en las multas en comparación con las leyes anteriores.






El Parlamento estableció que los infractores ahora recibirán severas medidas punitivas para quienes sean acusados y declarados culpables de crueldad animal en el estado de Nueva Gales del Sur y podrán recibir multas de hasta $44.000 dólares australianos y se enfrentarán a 12 meses de cárcel.

Adicionalmente, el Parlamento de Nueva Gales del Sur manifestó que los abusadores declarados por crueldad agravada podrían enfrentar multas de $110.000 dólares australianos y 2 años tras las rejas. Por otra parte, también incrementaron las sanciones para los ciudadanos que no proporcionen comida o refugio adecuados para sus animales y podrán enfrentar multas de hasta $16.500 dólares australianos y seis meses de cárcel.






Otra de las nuevas medidas aprobadas por el Parlamento de Nueva Gales del Sur está enfocada a las empresas y si son declaradas culpables de no brindar comida y refugio adecuado a sus animales se enfrentarán a multas de hasta $82.500 dólares australianos, mientras que si las corporaciones son declaradas culpables por actos de crueldad animal, se enfrentarán a multas de $220.000 dólares australianos y $550.000 dólares australianos por cada acto.

Tras la aprobación de estas medidas en el Parlamento el 18 de marzo del 2021, el Ministro de Agricultura, Adam Marshall respaldó el proyecto de ley manifestando que las multas más elevadas y el tiempo en la cárcel corresponden a la gravedad de los delitos. Y en un comunicado oficial Marshall declaró que “Estos cambios se verán multiplicados por ocho en las sanciones económicas y el tiempo de cárcel para las larvas que lastimen o no cuiden adecuadamente a los animales”.






Finalmente, el Ministro de Agricultura mencionó que “El proyecto de ley simplemente subraya que la crueldad hacia los animales ya es inaceptable en Nueva Gales del Sur y establece una serie de duras penas para aquellos que incumplan nuestras leyes estrictas”.