Skip to content

Acuario cierra sus puertas al público y los pingüinos aprovechan para explorar y visitar otros animales

Bonitos y gorditos muchachos. Bonitos y gorditos.

Debido a que el Acuario Shedd en Chicago, Estados Unidos, cerró sus puertas al público para ayudar a prevenir la propagación del nuevo coronavirus COVID-19, se permitió que un grupo de pingüinos pudieran abandonar su hábitat y explorar el resto del acuario.

Generalmente son ellos quienes son observados, pero el domingo pasado pudieron probar que se siente estar del otro lado.

La cuenta oficial del acuario en Twitter publicó un video donde uno de los pingüinos, llamado Wellington, muestra especial interés en los peces del Amazonas.





El adorable video de Wellington fue rápidamente compartido por miles de personas y está poniendo sonrisas en rostros de personas durante un momento de preocupación como el que estamos viviendo actualmente.

“Sin invitados en el edificio, los cuidadores se están volviendo creativos en la forma en que proporcionan enriquecimiento a los animales”, dijo el acuario al Chicago Tribune. “Introducir nuevas experiencias, actividades, alimentos y más para mantenerlos activos, animarlos a explorar, resolver problemas y expresar comportamientos naturales”.

Un día después, Edward y Annie, una pareja de pingüinos siguió el ejemplo de Wellington y comenzaron a explorar las instalaciones del acuario. Según la información compartida por el acuario, ambos están juntos para la temporada de apareamiento y comenzarán a fabricar sus nidos la próxima semana.





Miles de usuarios de Internet agradecieron que el Acuario Shedd compartiera estas tiernas imágenes, pues ¿a quién no le gusta ver a un grupo de pingüinos explorar por ahí?