Skip to content

Armado de valor, un hombre salvó a un enorme oso negro de ahogarse

Pocas personas se hubieran atrevido a lo que hizo este hombre. 

El oso negro es el oso más común en Norteamérica. Estos mamíferos carnívoros llegan a medir casi tres metros de longitud y pesar hasta 280 kg. Este asombroso animal es un excelente depredador y habita desde Alaska hasta la Sierra Gorda en México.

La historia tiene lugar en 2014 en un pueblo llamado Alligator Point, Florida, EE. UU., cuando habitantes del lugar observaron a un oso negro deambulando por las casas. Especialistas de vida silvestre llegaron al lugar y decidieron adormecer al animal con un dardo tranquilizante. 





Esta medida tenía como objetivo llevar al animal de regreso al Bosque Nacional Osceola después de dormirlo, desafortunadamente su plan no salió como lo esperaban. 

Al momento de ser impactado por el dardo tranquilizante, el oso entró en pánico. El efecto del dardo hizo que se desorientara y comenzara a caminar hacia la costa y empezó a hundirse peligrosamente en el golfo. 





Luego de poco tiempo, el animal ya no podía mover las patas, por lo tanto, era incapaz de nadar. 

Adam, un biólogo que estuvo al pendiente de todo el proceso, se armó de valor y se lanzó al agua para evitar que el oso, que pesaba 200 kg, se ahogara. Las increíbles imágenes muestran al valiente hombre nadando hacia l oso para rescatarlo. 

Durante el rescate, el oso hizo todo lo posible para mantener su cabeza fuera del agua. A pesar de la enorme dificultad de la misión, Adam fue capaz de llevar al oso negro a la orilla. 





Una vez que el oso estuvo en tierra firme, el equipo del Bosque Nacional Osceola utilizó una excavadora para trasladar al animal de regreso al bosque, sano y salvo. 

La increíble acción de este hombre evitó que el pobre animal se ahogara y falleciera. Gracias a él, este oso negro pudo volver a su hábitat natural para seguir con su vida.