Skip to content

Ballena que apareció en la costa de Estados Unidos resultó ser una especie completamente nueva

Según los investigadores existen menos de 100 individuos en todo el mundo y viven en el Golfo de México.

En enero del 2019 ocurrió un hallazgo increíble en la costa de los Everglades en Florida, Estados Unidos cuando un grupo de personas encontró una ballena varada de 11.5 metros de largo que tenía bajo peso y un trozo de plástico duro en el estómago.





 

Posteriormente, el cadáver fue llevado para investigaciones y según los registros de los expertos, primero pensaron que se trataba de una subespecie de la ballena de Bryde, la cual es un tipo de ballena barbada a la que también pertenecen las ballenas jorobadas y las azules. 

Los científicos decidieron llamar a la subespecie: Ballena de Rice. Sin embargo, después de extensivos estudios los expertos determinaron a través de un análisis genético entre otras ballenas de Rice y el cráneo de la ballena encontrada en Everglades, que en realidad se trata de una especie completamente nueva que vive en el Golfo de México. Esta información fue publicada el 10 de enero del 2021 en la revista Marine Mammal Science en la que aclaran sobre este descubrimiento y también mencionan que según las estimaciones probablemente hay menos de 100 individuos de esta especie en el mundo y al conocerse esta información, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica realizó un comunicado determinando que esta nueva especie descubierta está en peligro crítico de extinción.





 

Adicionalmente, las autoras de la investigación Patricia Rosel y Lynsey Wilcox mencionaron que hicieron los primeros estudios genéticos de esta ballena en el 2008 y gracias a esta información encontraron varias diferencias entre el cráneo de la ballena de Rice y la de Bryde y también lograron determinar diferencias en el tamaño y peso de estas dos especies: 

La Ballena de Rice puede pesar hasta 27.215 kilogramos (60.000 libras) y medir hasta 12.8 metros de largo.

La Ballena de Bryde puede pesar más de 24.947 kg (55.000 libras) y medir más de 15.2 metros de largo. 

Las autoras del estudio también mencionaron que esta nueva especie puede vivir aproximadamente 60 años pero aún necesitan mayor información para poder determinar con más exactitud la esperanza de vida de las ballenas de Rice. Además, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica precisó que por la ubicación en la que viven, las ballenas de Rice se enfrentan a varios problemas como los derrames de petróleo, la exploración y producción de energía y a los choques de embarcaciones lo cual las vuelve muy vulnerables.





 

A pesar de las limitaciones en la información de esta nueva especie, la comunidad científica está entusiasmada con los hallazgos y esperan poder contribuir para que las autoridades tomen medidas oportunas para que sea una especie protegida.