Skip to content

Búho extrañaba tanto a su salvador que no podía dejar de abrazarlo

El vínculo entre este hombre y la búho hembra es tan especial que su reencuentro fue conmovedor.

GiGi, una búho cornudo hembra estaba completamente sola, hasta que conoció al único hombre que nunca olvidaría.

El ave llegó al Wild at Heart Rescue, en Mississippi, EE. UU., después de sufrir un traumatismo en el cráneo causado por el golpe de un automóvil. Tenía una conmoción cerebral, su cuerpo estaba plagado de parásitos y tenía una afección llamada aspergilosis, similar a la neumonía en humanos.

Estaba tan enferma que GiGi perdió 500 gramos de peso, lo cual es bastante considerando que estos animales pesan generalmente entre 1 y 2,2 kilogramos.






Douglas “Doug” Pojeky, presidente del centro de rescate se encargó de ayudar a GiGi de la forma más cariñosa y responsable posible. Sus compañeros de trabajo mencionan que nunca han visto a alguien con un vínculo tan grande con aves rapaces como Doug.

GiGi tuvo una recuperación increíble. Pasó de ser alimentada a mano, a agarrar comida ella misma, aprendió a confiar en Doug más que en cualquier otra persona.

Pojeky tuvo que viajar fuera de la ciudad para visitar a su familia, por lo que GiGi se quedó sin compañía por un tiempo. Al momento de regresar, Doug tenía que realizar unos exámenes a GiGi, quien de inmediato comenzó a menear la cabeza y bailar sobre el brazo del hombre. La felicidad de ver a su amigo era notable.






Luego, el ave caminó lentamente hacia el pecho de Doug, apoyó su cabeza en el hombre de Doug y colocó sus alas alrededor de él dándole un afectuoso abrazo. La mirada de la búho demuestra cuán feliz estaba de reunirse con su humano favorito.

Doug creó un vínculo tan especial con GiGi debido a que el animal tenía una importancia especial para él. Cuando era joven, un búho cornudo solía posarse en la cima del granero familiar de Pojeky. El padre de Doug veía al búho seguido, mientras que su familia rara vez lo hacía. Una mañana falleció el padre de Doug y el ave fue vista por bastante tiempo cerca de la casa, antes de volar al bosque y nunca más volver.

“Por alguna razón, cuando GiGi me estaba abrazando, todo lo que podía pensar era en mi papá“, dijo Doug.

Una vez que GiGi se recupere completamente, será liberada nuevamente en la naturaleza, habiendo creado una amistad increíble con el humano que la cuidó.



¡Calificanos!

Comments

comments