Skip to content

Buzo convence a pulpo bebé para que cambie un vaso de plástico por una concha

Un final feliz que nos invita a reflexionar sobre el uso del plástico y los efectos que tiene en los ecosistemas.

Recientemente se dió a conocer un video de un grupo de buzos que realizaban una inmersión en el mar de Lembeh en Indonesia en el que se puede observar como un pulpo bebé utilizaba un vaso de plástico como su ‘hogar’.

Al ver esta escena, los buzos se acercaron hacia el pequeño pulpo y lo convencieron para que este cambie de ‘casa’ del vaso de plástico, a una concha, que es lo que utilizan en circunstancias normales para protección.





 

Uno de los buzos Pall Sigurdsson comentó en una entrevista para Bored Panda que el y sus compañeros estaban dispuestos a ayudar al pequeño pulpo pero les tomó bastante tiempo a tal punto que estuvieron cerca de quedarse sin aire.

Pero su motivación era más fuerte ya que era de vital importancia ayudar al pulpo bebé y comentó que desafortunadamente es común ver a los pulpos utilizar basura para hacer sus casas “Ellos son animales inteligentes y utilizan su ambiente para su conveniencia y ahora la basura es algo permanente en su ambiente. Sin embargo, este pulpo bebé con sus tentáculos suaves no sabía que este vaso básicamente no le ofrecía ninguna protección y en un ambiente competitivo como el océano, este vaso de plástico era una sentencia de muerte segura”.





 

Afortunadamente, después de varios intentos de ofrecerle varias conchas al pequeño pulpo, el eligió uno y los buzos lograron que cambiara a un ‘hogar’ más seguro.

Las fotografías y el video del momento dieron la vuelta al mundo y están ayudando a reflexionar sobre el impacto que tiene el exceso de basura y el plástico que eventualmente llega a los ríos y/o mares, provocando este tipo de afectaciones. Ya que en este caso en particular, no sólo estaba en peligro la vida del pulpo bebé, si no que también si un depredador se lo comía, probablemente comería también el vaso de plástico, lo cuál ocasiona problemas a su salud afectando el ciclo natural de los animales en este ecosistema marino.





 

Por este motivo, Pall junto a los otros buzos y muchas organizaciones en pro del ambiente promueven prácticas más sustentables para tratar de frenar los efectos que el plástico y otros materiales tienen sobre la vida marina.