Skip to content

Cámara capta momento en que un perrito lleva su cama y se acuesta con su hermano enfermo

El noble animal apoya a su hermano en todo lo posible para que se sienta mejor. 

Desde el momento en que se convirtieron en hermanos, Spanky siempre ha adorado y admirado a su hermano mayor Roman. Ambos se acompañan en todo momento y son más felices cuando están juntos. 

“Roman es definitivamente la manta de seguridad de Spanky”, comentó Jackie Rogers, dueña de los perritos. “Spanky no hará nada sin Roman y siempre se asegura de estar cerca de él y si no lo hace, se levanta y se acerca a él”. 





Hace un par de semanas, la oreja de Roman comenzó a estar un poco hinchada e infectada, por lo que Jackie lo llevó al veterinario donde descubrieron que tenía un hematoma en la oreja. Se programó una cirugía para encargarse del problema, pero por desgracia, mientras esperaba la cirugía, su oído empeoraba y el pobre Roman se ponía cada vez más incómodo. 

A medida que el oído de Roman empeoraba, todos notaron que Spanky era mucho más amable y estaba preocupado por su mejor amigo. 

“Tuvimos que llevarlo de vuelta al veterinario para confirmar que podía esperar cinco días más para la cirugía y traje a Spanky para el viaje, pero debido al COVID-19 no pudimos entrar con Roman y durante 20 minutos Spanky se sentó en el auto lloriqueando y ladrando hasta que Roman regresó ”, dijo Rogers. 





Todo lo que la familia podía hacer en eso momento era dejar descansar a Roman. La familia tiene una cámara configurada para que puedan controlar a los perros mientras no están en la casa. Jackie estaba revisando la cámara recientemente cuando notó como Spanky miraba a su hermano tendido en el suelo, muy preocupado y luego hizo lo más lindo. 

“Veo a Spanky pasearse por un minuto mientras mira a Roman y luego a la cama y luego lo veo arrastrando la cama hacia Roman y mientras lo arrastra, mira a Roman casi para decir: ‘Esto es para ti’ y luego el siguiente el clip los está acurrucando ”, dijo Rogers. “Tuve que volver a verlo varias veces, ¡no lo creía!”.

Spanky estaba preocupado por su hermano y quería que se sintiera lo más cómodo posible, así que le acercó su cama para que no tuviera que moverse demostrando cuanto ama a su hermano mayor. 





Esto sucedió aproximadamente a las 10 de la mañana, y cuando Rogers llegó a casa esa noche, todavía estaban acurrucados allí juntos. Spanky demostró el gran corazón que tienen los perros.