Skip to content

Ciudad en Nueva Zelanda cierra carretera por 1 mes para proteger a un león marino y su bebé

Un gran ejemplo de compromiso por los animales.

Las autoridades de la ciudad de Dunedin en Nueva Zelanda decidieron cerrar una carretera muy transitada durante todo un mes para que un león marino hembra pueda transitar de forma segura junto con su bebé en la época de anidamiento de esta especie.

La decisión fue anunciada el 11 de enero del 2021 por medios locales en Nueva Zelanda y a través de la cuenta oficial de Facebook del ayuntamiento de Dunedin en el que indicaron lo siguiente: “Hemos cerrado el John Wilson Ocean Drive a los vehículos durante el próximo mes para permitir que algunos residentes especiales usen la carretera de manera segura: un león marino de Nueva Zelanda hembra y su cachorro se han establecido en el campo de golf de al lado y cruzan regularmente la calle para llegar a la playa”.





 

Adicionalmente, mencionaron que la disposición aplica sólo para los vehículos, ya que: “Todavía se puede visitar el área a pie o en bicicleta, pero hay que darles mucho espacio a los leones marinos (al menos 20 metros). Si estás paseando a tu perro por la zona, hay que mantenerlo con una correa, ya que los leones marinos pueden ser difíciles de detectar”.

Esta decisión fue aplaudida por los residentes de la ciudad de Dunedin ya que son conscientes de la importancia de proteger a esta especie que está en peligro de extinción y que además es considerada como uno de los leones marinos más raros del mundo.





 

De esta manera, los 120.000 habitantes de la ciudad de Dunedin acogieron la medida que en otras ocasiones había ocurrido de manera similar pero sólo por 1 o 2 días, ya que en años previos las autoridades han cerrado algunas carreteras durante el verano neozelandés para proteger el libre tránsito de los animales silvestres.

Adicionalmente, algunos ciudadanos solicitaron al ayuntamiento de Dunedin que la medida se establezca de forma permanente puesto que desde 1993 los leones marinos de Nueva Zelanda han estado pariendo en esa ciudad y en los alrededores. Además, es común que las crías que nacen en esa zona regresen después para tener a sus propios bebés y se ha reportado que dan a luz en cobertizos de granjas y cerca de las autopistas.





 

Sin duda esta importante medida tendrá efectos muy positivos para salvaguardar a esta hermosa especie.